Marketing y Servicios: ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?

jueves, 9 de julio de 2015

¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes?


Entender la cultura actual sin prestar atención al influjo de las nuevas tecnologías es desde hace años pretensión imposible. Internet cambia todo: economía, política, educación... y hasta el modo de conocer. Esta es la tesis que Nicholas Carr viene presentando desde hace tiempo, cuando publicó un sugerente y provocador artículo que tituló ¿Está Google volviéndonos tontos? El libro "Superficiales. Qué está haciendo Internet con nuestras mentes", no es sino una documentada reafirmación de esa tesis.
El autor parte de una inquietante experiencia propia: la que sintió el día en el que él -licenciado en Letras y acostumbrado a sumergirse en la profundidad de textos escritos- comenzó a notar dificultad para concentrarse en un libro. De repente, después de una página o dos, su mente se disipaba, perdía el sosiego, el hilo. Algo pasaba en su cerebro.

Basándose en autorizadas voces de campos que van desde la neurología a la educación, Carr sostiene que la diaria entrega a las multitareas digitales está incidiendo de manera notoria en la manera de conocer de toda una generación. El pensamiento lineal entra en crisis. Se abre paso un mundo distraído, confundido, compulsivo y ansioso, que mientras premia lo rápido, eficiente y útil, se hace incapaz de concentrarse en una sola cosa; un mundo cultural herido en esas habilidades de reflexión y contemplación que conducen al pensamiento crítico y conceptual, dañado en la memoria a largo plazo y en la agilidad creativa. 


Un precedente interesante de esta obra es el pequeño volumen del ensayista italiano Giovanni Sartori, Homo Videns. La sociedad teledirigida, quien no hacía sino constatar unos cambios que ahora Carr extiende a una nueva tecnología intelectual, la del escenario digital. Tanto Sartori como Carr son herederos de las ideas de McLuhan, para quien los medios no son solo canales de información. Proporcionan ciertamente la materia del pensamiento, pero también y sobre todo modelan el proceso de pensamiento.

“Y ahora llega Internet “, titulaba Sartori uno de los capítulos finales de su ensayo, sin apenas explayarse en el desarrollo del nuevo soporte. Pues bien: Internet ya está aquí, instalado en la cotidianeidad de la cultura. Y de analizar las consecuencias derivadas de este nuevo modo de aproximarse al conocimiento se encarga Carr en un libro que, como él mismo dice, es descriptivo y no de autoayuda. Abundan acertadas presentaciones de escenarios problemáticos para la adquisición de conocimientos. Desde luego, el libro es un buen diagnóstico. Pero escasean los tratamientos para aprovechar con acierto esta tecnología intelectual. Quizá baste uno concreto: su llamada a acotar a lo imprescindible la multitarea y primar la concentración particular en un quehacer exclusivo del momento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios :

Silvia Castelbón Sanz dijo...

Esta entrada me ha hecho reflexionar sobre la multitarea y la falta de concentración en una cosa. Ahora mismo tengo abiertas 6 pestañas en internet mientras miro el blog para consultar diferentes redes sociales, numerosos words, pdf y pwp y también estoy escuchando música. La verdad me cuesta recordar cuando fue la última vez que sólo mire una única cosa en el ordenador o escuche música sin hacer algo a la vez.

Silvia Castelbón Sanz
Marketing Internacional

Erika Castro dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la idea reflejada en esta entrada. Bajo mi experiencia personal desde el boom de internet y las redes sociales centrarme en una única tarea, como puede ser, leer un libro, ver una película o una reunión con amigos es prácticamente imposible. Tenemos la imperiosa necesidad de consultar todo el tiempo nuestro smartphone para estar constantemente informados de lo que ocurre vía twitter, google (nuestra enciclopedia que todo lo sabe), así como, tener continuas noticias de nuestros amigos por whatsapp o ver sus fotos en facebook o instagram. Con toda esta dependencia que nos hemos creado, hemos olvidado dedicarnos enteramente a una única tarea, aun cuando muchas veces requiere toda nuestra atención, haciendo de lo que se creó como una herramienta, un entorpecimiento para nuestra concentración.
Erika Castro Sanz
Marketing Internacional UAH

Miriam López dijo...

Hoy en día nos encontramos inmersos en un mundo lleno de tecnología ya que en cada uno de los ámbitos de nuestra vida podemos encontrar diferentes formas de usar esta tecnología.

En cierto modo estoy de acuerdo con esta entrada ya que considero que Internet nos está volviendo ¨tontos¨ debido a que cualquier información que necesitemos este medio nos la va a proporcionar sin necesidad de realizar esfuerzos, mientras que cuando no existían este tipo de medios, las personas tenían que buscar la información que necesitaban en diferentes libros hasta dar con el adecuado lo que les hacia autoformarse de una manera inconsciente.

Internet, al hacernos todo más fácil permite que nos dispersemos y realicemos más tareas a la vez, lo que permite que nuestra concentración se centre en diversas cosas y en muchas ocasiones esto lleva a que cometamos errores por no prestar suficiente atención a una única tarea.

En mi opinión, Internet es una herramienta que nos ofrece muchas oportunidades y nos ayuda en nuestro día a día facilitándonos el trabajo. Esto debería compaginarse con el hecho de prestar atención a las tareas de forma individual para asegurarnos en gran medida el éxito de los que tenemos entre manos y no tener que realizar correcciones futuras por la falta de atención en el momento adecuado, lo cual a la larga resulta una pérdida de tiempo.

Miriam López Ortiz. MK.Fundamentos

Carlos Gómez Eusebio dijo...

No creo que Internet nos este "volviendo tontos", como publicó Carr en un articulo.

Bien es verdad que antes trabajábamos mucho mas la mente, puesto que si queríamos buscar información nos dirigíamos, por ejemplo, a una enciclopedia, o un significado, a un diccionario. Ahora, con un simple "click" podemos encontrar esa información y más.

Simplemente creo que nuestras mentes se van adaptando al mundo que vivimos; puedes desarrollarte intelectualmente igual que antes, solo que de manera diferente.

Carlos Gómez Eusebio
Alumno de Marketing Internacional(GADE)

David Azulay Torres dijo...

A ver internet no nos está volviendo tontos pero si hace que nuestra capacidad de concentración dismimuye con el tiempo.Como dicen los compañeros mientras estamos leyendo el blog estamos atentos a otras ventanas ya sean redes sociales un archivo word excel o un pdf.La lectura en libro físico sería una alternativa que nos permitiría mejorar nuestra capacidad de concentración para realizar cualquier tipo de tarea.
David Azulay Torres
Alumno de Marketing de Servicios UAH