domingo, 29 de noviembre de 2009

Un ejemplo de Marketing Ecológico

He recibido un correo con el siguiente texto: Soy Beatriz Mayor Barriopedro de 3ºA (la que ha hecho la presentación esta mañana). Se me ha olvidado decirle que ayer, al estudiar del libro mi parte de la presentación, vi esto: "Un ejemplo de la influencia de la cultura y su maridaje con las nuevas tecnologías se encuentran en la granja Mas Claperol. Se trata de un negocio ecológico que tiene ganadería, quesería y distribución, pero su diferencia estriba en que sus 27 vacas están apadrinadas por los clientes que entregan una cantidad inicial, 1500€ en 1997, y se les devuelve su inversión en especies. El padrino pone nombre a su vaca lechera y a través de su ficha en la web hace un seguimiento de su vaca lechera y recibe puntualmente productos lácteos en función de sus necesidades."

La verdad es que me gustan bastante los animales, y a lo mejor no soy muy objetiva, pero me ha parecido muy interesante esta información. Yo sinceramente aprendo mucho más al analizar noticias como ésta, que analizando noticias de empresas muy conocidas como puede ser Mercadona, Zara, Atrapalo en menor medida...

Si se para a pensar, estas noticias obligan a todos los alumnos a visitar y leer los enlaces de cada entrada al ser desconocidas para casi todos. De esta manera se les dedica más tiempo y a su vez se aprende. No sé porque pero lo gente tiene a recordar y no olvidar los actos y sucesos poco conocidos o insólitos.

Sin más que decir que esta recomendación. Un saludo.

2 comentarios:

Diana Morillas dijo...

Hola a tod@s,

Creo que esta noticia de una forma muy innovadora trata de llamar la atención de los posibles consumidores potenciales de la tan extendida conciencia ecológica que se vive en la sociedad actual.

A través del marketing ecológico “El proceso de planificación, implantación y control de una política de producto, precio, promoción y distribución que permita conseguir los tres siguientes criterios: que las necesidades de los clientes sean satisfechas, que los objetivos de la organización sean conseguidos y que el proceso genere el mínimo impacto negativo en el ecosistema.” Son cada vez son más las compañías que apuestan por esta herramienta de marketing por dos motivos: ganar clientes y combatir el cambio climático.

Son muchas la personas que actualmente están concienciadas con el medio ambiente son los llamados, consumidores verdes o ecológico se puede definir como aquel consumidor que manifiesta su preocupación por el medio ambiente en su comportamiento de compra, buscando productos que sean percibidos como de menor impacto sobre el medio ambiente. Para adaptarnos a sus necesidades tenemos que desarrollar este nuevo concepto de marketing, que se ajuste en la medida de lo posible a sus deseos. Con esta filosofía se están creando los productos ecológicos, son aquellos productos que cumpliendo las mismas funciones que los productos equivalentes, su daño al medio ambiente es inferior durante la totalidad de su ciclo de vida. Es decir, que la suma de los impactos generados durante la fase de extracción de la materia prima, de producción, de distribución, de uso/consumo y de eliminación es de menor cuantía que en el caso del resto de productos que satisfacen la misma necesidad.

Por todo con acciones como las de “apadrinar una vaca”, se puede ayudar a un sector de la economía como es la agricultura y la ganadería que tanto están sufriendo en esta época de crisis.

Pero… ¿Es posible diseñar una política de marketing que, al mismo tiempo, satisfaga las necesidades del consumidor minimizando los impactos negativos sobre el medio ambiente?

Un saludo
Diana.

Beatriz Mayor Barriopedro dijo...

Yo pienso que si es posible diseñar una política de Marketing que al mismo tiempo satisfaga las necesidades del consumidor minimizando la contaminación.
Más Claperol, lo ha conseguido. El problema es que no se trabaja lo suficiente en estas líneas. Ahora se están creando muchas medidas impulsadas por el afán de no reducir las ventas en épocas de crisis, pero es eso lo que están haciendo, intentar mejorar sus empresas para no reducir las ventas o en su defecto para aumentarlas, pero a muchos se les está olvidando intentar conseguir esto unidos firmemente al medio ambiente.
Hace años que el sector servicios pasó a formar parte de nuestras vidas, quedando ya muy lejano el sector agrario, o eso es lo que nos creemos. Todos dependemos de la naturaleza, y todos los vienes de primera necesidad que llegan a nuestras casas vienen de ella. Lo que ha cambiado es que ya no lo hacen de forma directa sino pasando por numerosos intermediarios.
Lo que ha hecho está empresa tiene mucho mérito, es cierto que está destinada a un número reducido de clientes, 27, y con un nivel adquisitivo medio-alto. Pero gracias a ello han conseguido seguir trabajando, comercializando sus productos desde hace 20 años. Como ellos explican en su página: " El proyecto de apadrinar nuestras vacas esta creado con el fin de acercar al consumidor a la realidad que vivimos, y para que nos ayude a nosotros a continuar mejorando nuestras instalaciones, para que las vacas estén más sanas..."
Están aplicando lo que nosotros hemos estudiado hace poco el “Marketing Relacional”, trabajan de forma directa con el cliente, lo que permite satisfacer de una mejor medida sus necesidades. Y a su vez está permitiendo a la empresa a trabajar de forma ecológica y al cliente sentirse realizado con lo que está haciendo.
Hace un tiempo vi. Una noticia sobre una empresa que había decidido colocar maquinas expendedoras por la ciudad de Barcelona. En ellas se vendía leche recién ordeñada. La gente iba con sus botellas metía sus monedas y se llevaba a su casa un producto más natural. Algo que se está empezando a echar de menos en este sector: los productos naturales, sin grasas saturadas, sin madurar en una cámara figorífica...