Marketing y Servicios: ¡Optimistas de todos los países, unámonos!

domingo, 20 de febrero de 2011

¡Optimistas de todos los países, unámonos!

Un fantasma recorre Occidente, el fantasma del pesimismo. Las falsas promesas, el deterioro del planeta, el desencuentro entre las personas en la era de la comunicación nos hace sufrir los padecimientos de un mundo intolerable. No obstante, “lo que hace intolerable un padecimiento no es sino una convicción, o bien una falta de convicción racional”.

De forma contradictoria, nuestra sociedad del bienestar se encuentra constantemente insatisfecha, y eso causa en el individuo un dolor insoportable. Esa cualidad de infinito comunicada al dolor proviene de una disposición de ánimo llamada desesperación. 

Desesperación que, en nuestros días, más que nunca, se concreta en una actitud vital del todo perniciosa: el pesimismo, nuevo realismo falto de sustento en la realidad. Pues lo cierto es que, en el mundo, hay destellos de bondad. Es decir, el mundo es susceptible de llegar a ser bueno, que no es ser muy bueno, pero ya es serlo y, como quiera que sea, no es ser malo .

La diferencia entre el optimista y el pesimista es la siguiente: donde el pesimista ve un problema, el optimista ve una oportunidad. Y ¿qué es más realista, afrontar las vicisitudes de nuestra vida como problemas o como oportunidades? ¿Cuál de las dos actitudes nos es de mayor ayuda? Las oportunidades del optimismo, sin duda alguna ¿Acaso es esto engañarse? ¡De ninguna forma! ¡Este es el verdadero realismo! Descubrir que la vida no es un problema, es una oportunidad. Oportunidad de crecer, realizarnos, aprender, superarnos, amar más y mejor ¿Qué es si no la vida del hombre?

El optimismo no consiste en negar o aceptar el mal, sino en mirar la realidad de frente, correr en busca de la Belleza y no perder la dignidad por el camino. Por que la Belleza, al fin, o no es nada, o es una vida . Seamos realistas, la vida es bella. ¡Una lucha se libra diariamente en el corazón de cada hombre! Ya que ser capaz del más grande de los bienes es ser capaz de perderlo ¡Qué tiemble el débil pensamiento del pesimismo ante un movimiento optimista a favor del ser humano! La humanidad no tiene en él que perder sino el vicio del error. Tiene un mundo que reconquistar.

 He copiado los párrafos anteriores del Manifiesto optimista. Como puedes comprobar, aparece en una web  con muchos vídeos (El optimista.info) que han diseñado y la mantienen actualizada dos alumnos que estudian en una universidad madrileña. Me parece una iniciativa que vale la pena compartir. La considero un ejemplo del Marketing de valores y estilos de vida. Se está "vendiendo" intangibles, como en los servicios. Además, pone de manifiesto la importancia de las personas, de la actitud ante la vida, de no dejarse arrastrar por el ambiente, por lo que los demás hacen....

Como ya hemos comentado en clase, en la gestión y prestación de servicios la actividad de las personas -en especial las que se relacionan con los clientes o usuarios- es muy importante para lograr la calidad de servicio. Por eso, hay que reflexionar sobre las capacidades y actitudes, que se deberían fomentar en las organizaciones que quieren prestar servicios de calidad. Con esta entrada, pretendo poner de manifiesto la importancia de fomentar el optimismo personal, orientado a crear un clima de trabajo amable, que facilita las relaciones interpersonales, la comunicación interna y con los clientes.

Personalmente, considero que el Marketing de Servicios es una cultura de gestión orientada a la Calidad de Servicio,. Por eso, los principios y valores en los que se fundamenta esa cultura son tan importantes. Además de fomentar comportamientos y actitudes que reflejen el optimismo, la mejora del carácter, etc. ¿Qué principios y valores deberían fundamentar la cultura de Calidad de Servicio? ¿Podrías poner ejemplos de comportamientos y actitudes de experiencias personales como cliente o usuario de servicios? ¿Estás de acuerdo con los planteamientos del Manifiesto optimista? ¿Te imaginas cómo cambiaría el ambiente de nuestras clases si todos fuéramos optimistas?....
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 comentarios :

José Miguel Ponce dijo...

Mientras preparaba esta entrada me ido animando y he disfrutado mucho. Varias veces me he preguntado ¿por qué no soy más optimista?. Por ejemplo, en confiar en que los alumnos de Marketing de servicios van a compartir el proyecto formativo que hemos planteado, en que se logrará una mayor participación en clase y que muchos superarán esa timidez de no querer hablar en público (se entiende en clase), etc.

Sobre todo, tengo que confesar que a veces me siento pesimista, cuando contemplo la pasividad de los alumnos, la falta de iniciativa o esa cierta apatía que no hay manera de superar, al menos por ahora.

He recibido una presentación, que me gustaría compartir y que se titula Principio 90/10. Me parece que nos puede ayudar a todos a ser más realista. ¿Me ayudas a que todos seamos más optimistas?

Iván Merino dijo...

Hola,

Acabo de ver la presentación del "Principio 90/10" y de verdad que me ha impresionado. Muchas veces al seguir en tu vida una monotonía y rigidez en las cosas que haces no te das cuenta de que lo más probable es que te cambie el humor, más todavía si cabe en los tiempos en los que vivimos, provocándonos un estrés que no nos damos cuenta hasta que estallamos.
Muchas veces necesitamos de alguien que nos diga que debemos cambiar de rumbo, o simplemente planteárnoslo. Intentemos darnos cuenta por nosotros mismos de los errores que cometemos y poderlos subsanar.

Lo anterior también es aplicable a la calidad de los servicios: de los errores siempre se aprende. La calidad de los servicios no se puede entender sin una experiencia tanto positiva como negativa.

Un saludo, Iván.

Anónimo dijo...

No siempre la monotonía de la sociedad ni la rigidez como dice Iván es el detonante que nos hace olvidar ese 90 que solo nosotros controlamos.
Únicamente un simple acontecimiento inesperado en tu vida, al cual hay personas que no darían importancia, puede hacer que todo a tu alrededor se vea más oscuro. Saber afrontarlo para otros puede ser fácil pero para tí... para tí es un obstáculo, nunca se puede saber como vas a actuar ante una situación inesperada.
Vivimos en al sociedad del continuo cambio.. que cómico no?? vivir en la rutina en una sociedad cambiante... esta monotonía y continuidad es lo que realmente nos hace ser débiles, nos hace cómodos, todos sabemos a que hora levantarnos para ir a trabajar, todos conocemos el modo de tomar un tren, todos sabemos el rol que tenemos que utilizar en cada momento pero.... y cuando el despertador no suena y cuando no llega el tren a su hora o no se abren sus puertas y cuando nos encontramos frente a alguien que no esperas y no se comporte como tu pensabas... cuando estamos frente al 10... que hacemos?
Nos escondemos, lo afrontamos, lo defendemos, somos hábiles,somos expontáneos...o somos débiles....; supongo que ese 90 depende de la personalidad de cada uno pero es una teoría que no hay que tomar al pié de la letra... el más fuerte puede ser el mas debil, el mas independiente puede necesitar compañía, el más adulto puede ser el más niño, el más tímido puede ser el más expontáneo... solo hay que conocer mejor ese 90, conocernos a nosotros mismos y potenciarlo, sacar del mismo lo mejor que tenemos... es difícil decirlo y ponerlo en práctica pero, poco a poco ¿por qué no??? debemos pensar que TODOS tenemos ese 90 con sus virtudes y defectos solo hay que mirar al lado y ver otra persona IGUAL que tú, no temer a lo desconocido y VIVIR.

Ahora me tendré que aplicar el cuento :)

Saludos!
Laura

Antonio Barcala dijo...

Bueno yo tengo la teoría de que hay que ir más despacio.

Me explico, si intentamos salir de la corriente en la cual nos meten para realizar todo deprisa sin tener tiempo para poder pensar el resultado será el error.

Si conseguimos esperar unos segundos antes de reaccionar ante cualquier suceso, comprobaremos que ganaremos como personas.

Podremos dar a nuestras reacciones la importancia que realmente tienen, no siendo desmedidos ante un acto que igual no tiene ninguna relevancia.

El tiempo mi querido profesor es el que nos da la sabiduría para mejorar, si encima lo acompañamos con paciencia y reflexión, creo que todo es más sencillo.

Aunque no siempre conseguiremos acertar, al menos conservemos el ser optimistas.

Seremos más felices.

Un saludo.
Antonio Barcala.

José Miguel Ponce dijo...

Al leer los planes personales de los alumnos, especialmente lo que siguen la evaluación EC, he podido comprobar muchas cosas. Por ejemplo, la falta de realismo (en el nº de asignatura matriculadas o en la redacción de los distintos apartados). Todos parecen tener prisa por acabar y dejar la Facultad, aunque no tengan ningún proyecto de futuro.

Es posible, como dice Antonio, que todos necesitamos más paciencia. No correr tanto.¡Vamos demasiadas veces con mucha prisa!. Muchas cosas (actividades, logro de objetivos, etc) necesitan un tiempo que es muy difícil reducir. Dedicar el tiempo necesario para estudiar, para aprender, para charlar, para escuchar, para cambiar y mejorar, para superar las dificultades de cada día...

Con frecuencia, me gusta volver a ver una presentación que me envió un alumnos. Al contemplarla de nuevo, suelo sacar conclusiones distintas, según mis circunstancias personales. Trata de la siembra, de la labor silenciosa, callada y paciente de sembrar y cuidar lo que se ha sembrado. Se titula SEMILLAS. ¡Esa es la tarea de cada profesor!. Sembrar, abrir caminos y esperar que cada alumno elija con libertad,,...aunque la mayoría de las veces, no conozcas el camino que cada alumno ha decidido recorrer.

Anónimo dijo...

Como en años anteriores (2010, 2009), por estas fechas nos encontramos en los kioscos son suplementos dedicados a las nuevas tendencias en publicidad. Como sé que os interesa, aquí os los dejo para que los consultéis por si se os han pasado:

Tendencias en la Publicidad

Claudia Vega dijo...

buenos dias:

Creo que no es afán por irnos de la facultad es el poder empezar un poco ese camino de desarrollo personal, le digo que personalmente eso empieza por el poco interes que tienen algunas asignaturas y a mi parecer la utilidad que tienen,es una pena que haya profesores que en vez de enseñarnos vayan hacernos "la vida imposible"...siempre habia creido que la universidad era para crecer para seguir aprendiendo...

Por otra parta la vida hay que tomarsela con tranquilidad hay momentos para disfrutar, en los cuales no querrias que acabaran nunca...yo por ejermplo los utilizo para ser más optimista en el día a día.
Todo esto llevado al marketing de servicios no es que sea fácil de aplicar pero si que a veces las empresas deberian ser optimistas y cambiar de rumbo cuando sea el momento y no tener miedo al cambio o la evolución.

Un saludo

Raquel Sánchez dijo...

¡Hola a todos!
Después de ver las presentaciones de las "semillas" y del "principio 90/10" me he puesto a pensar en por qué es tan facil ser pesimista y tan complicado ser optimista...
Entonces he encontrado un video que se titula OPTIMISMO. Me ha parecido bastante grafico, nos viene a decir que si tienes una mentalidad positiva, valor, y muchas ganas de conseguir lo que te propones, es mucho más facil de lo que creemos ser felices y conseguir nuestras metas. Desde el punto de vista de las empresas, también se puede adoptar el ejemplo, de manera que tienen que arriesgar, no darse por vencidas y ser valientes al tomar decisiones. Si se es optimista está demostrado que se capta la energía positiva, y así uno mismo es feliz y se lo contagia a los demás inspirando confianza y motivación.

Un saludo, Raquel Sánchez

P.D:he intentado meter el video como un enlace, pero si no se ve bien, lo podeis encontrar buscando en youtube OPTIMISMO

Aline Gross dijo...

Hola a todos,

a mí también muchas veces me cuesta ser optimista. A veces hay situaciones cuando no sabes como salir y como mejorar tu situación - pero ser pesimista no te ayuda para nada sino te hace sentirte aún peor.
Por eso siempre tenemos que encontrar la motivación de nuevo y tenemos que ser más optimistas. Porque eso nos muestra las posibilidades y la manera de hacer lo mejor de nuestra situación.

El optimismo también es importante en el mundo de los servicios. Porque el optimismo nos ayuda a producir y ofrecer una mayor calidad del servicio - y la calidad del servicio corresponde directamente a la satisfacción del cliente.

Entonces el optimismo no solo nos afecta a nosotros sino también a todos los que tenemos alrededor de nosotros - amigos, companeros de clase/de trabajo y también clientes. y también nos lleva a mejores resultados de nuestras acciones.

Pues, ANIMO! Lo que ha pasado no puedes cambiar, pero lo que pasará está en tus manos!

Saludos, Aline

Claudia Vega dijo...

buenas noches!

aunque creais que soy adicta al youtube no es asi,jeje... pero queria dejaros un enlace video sobre el optimismo...quizás esos momentos malos hay que mirarlos con otros ojos....

http://www.youtube.com/watch?v=yo4Kl3_nKd8

Natalia A. dijo...

Alguien ha leído el libro "La buena suerte"???????? Este libro narra las experiencias de dos hombres y cómo se labran un futuro. A uno de ellos se lo iban poniendo todo en bandeja y al otro le daban unas mínimas herramientas para obtener algo. Mientras que el primero consideraba que era afortunado y que la suerte le sonreía, el segundo pensaba que no todo era cuestión de suerto sin que con paciencia y esfuerzo podía conseguir cualquier cosa. El primero terminó fracasando y el segundo triunfando. El primero cogió el camino fácil sin esforzarse y el segundo vio oportunidades y las aprovechó.

Pues yo creo que el optimismo y el pesimismo es similar, todo es cuestión de alternativas y oportunidades, de no cesar en el empeño de creernos capaces de conseguir cualquier cosa, de aprender, de ser pacientes para lograr nuestros objetivos y valorarnos y crecernos como personas.

Mis amigas me dicen que soy bastante pesimista y yo les contesto que ser realista no es ser pesimista, cuando ves que algo no puede ser da igual que intentes todos los caminos del mundo, si no tiene que ser no será. Esto no quiere decir que si durante este camino encuentras una mínima esperanza de "optimismo" la aproveches para cambiar el rumbo.

Un saludo.

Laura Romero dijo...

En mi opinión, el optimismo es una actitud que es bastante variable en función de las circunstancias que se estén viviendo en un determinado momento. Creo que la mayoría de la gente tiende a ser optimista, sin embargo las reacciones pueden ser constructivas o destructivas según lo interiorizado que tenga cada uno el optimismo. El Principio 90/10 me ha encantado verlo porque una vez más me ha recordado que lo que más influye es la reacción de las personas. Sin embargo, el problema es que a los dos días se nos haya olvidado y volvamos a cabrearnos por lo más insignificante. Creo que en ninguna asignatura de la carrera se nos ha brindado la oportunidad de hacernos mejores personas, así que creo que es una oportunidad para crecer y no sólo academicamente.
Respecto a lo del marketing de servicios, nunca os habeis fijado que si vas con buena cara nos atienden mejor en cualquier establecimiento que si somos bordes o desagradecidos? Os animo a que lo comprobeis porque desde el punto de vista del vendedor pasa lo mismo, tratando al público de forma amable y mirando a la cara se obtienen muchos mejores resultado que atendiendoles porque tienes que hacer tu trabajo y se nota que no te apetece.

Un saludo.
Laura Romero.

EnriqueLM dijo...

Ya que veo gente interesada en el optimismo, les recomendare dentro de una colección un libro dedicado al optimismo que puede ayudar a la gente, no solo en el comportamiento y conocimiento de los demás, sino que de uno mismo también. Es una guía de uso cotidiano, titulada INTELIGENCIA EMOCIONAL Y PENSAMIENTO POSITIVO del autor Manuel Muñoz Heras, colección Libro Hobby. Tras esto nada mas que decir; que sigue existiendo gente buena en el lugar menos imaginado.

Elida Peñalver- Coach dijo...

¡¡Qué entrada más interesante, Jose Miguel!!
Creo firmemente que el Optimismo es una actitud que ELEGIMOS tener. Y como tal, se puede entrenar. ¡¡Todas las actitudes se pueden entrenar!!Lo que ocurre es que muchas veces nos quedamos enganchados en cosas como: “es que yo soy así”, “es que si el otro (mi jefe, mi cliente, mi madre, mi novio, etc.) fuera de otra manera”, “es que si la crisis no estuviera…”, “es que ya lo he intentado todo”. Al final, no dejan de ser auto-justificaciones que nos llevan a no hacer nada, a la posición de la víctima que espera que sea el mundo el que cambie… sin darse cuenta del enorme y precioso potencial que ella tiene dentro.
Porque al final, como dice muy bien Raquel, con las actitudes vamos generando diferentes energías. ¿Quién no prefiere estar al lado de una persona que afronta las cosas con serenidad (paciencia de Antonio), con alegría, con templanza? ¿Quién de nosotros no ha conseguido mejores resultados cuando ha logrado afrontar algo siendo realmente como quería ser? En Coaching hablamos de SER NUESTRA MEJOR VERSIÓN. En Inteligencia Emocional hablamos de tener una mente Proactiva, es decir, en optar YO por la respuesta que quiero dar (mi 90%) ante ese 10% que no está en mi mano controlarlo. Pero eso implica conocernos, saber qué valores quiero que rijan mi vida, saber cómo quiero que sea mi respuesta, alineada con esos valores (es decir, que mi respuesta refleje esos valores que digo que quiero vivir). Saber qué cosas son las que me hacen tambalear, me llevan a “desestabilizarme”… y ponerme manos a la obra para ese crecimiento personal. Porque el principal camino pasa por el decidir yo QUIEN QUIERO SER y ponerme manos a la obra. Y nos engañamos a nosotros mismos si pensamos que eso “ya irá viniendo”, o que cuando empiece a trabajar ya mostraré ciertas cualidades. No, eso es un entrenamiento, una siembra que es necesario comenzar ya. El que no sabe ser responsable (por ejemplo) en lo pequeño, ¿creéis que sabrá ser responsable en lo grande? El que se ahoga en un vaso de agua, ¿ creéis que sabrá afrontar bien un momento realmente delicado en su empresa? El que no sabe liderarse a sí mismo, ¿creéis de verdad que sabrá liderar a su gente?
Para no extenderme, os invito a leer varios artículos que tengo publicados sobre esos temas:
+ Ejercicio de Valores. ¿cómo detectar mis valores principales y ponerlos en práctica? En el articulo Viva contracorriente, sea feliz. (copiar el Link http://www.mas-coaching-ie.com/2010/05/viva-contracorriente-sea-feliz.html
+ importancia de la paciencia, del ir paso a paso, construyendo quien queremos ser. El articulo Alegato a la Paciencia (copiar el link http://www.mas-coaching-ie.com/2010/02/alegato-la-paciencia.html
+ oportunidad de crecer en las pequeñas cosas, para construir la persona que queremos ser para las grandes, el articulo Uff, ¿cómo lo hago? (copiar el link http://www.mas-coaching-ie.com/2009/11/uffff-como-lo-hago.html

Gracias Jose Miguel, porque con tu asignatura estás legando a tus alumnos de la mejor herencia que les puede dar un profesor. Y no son conocimientos (eso está en los libros, etc.), sino que es algo mucho más profundo: les llevas a PENSAR y a saber que ellos DECIDEN. ¿Qué tipo de profesional quieres ser?

Un beso a todos, Élida

PD. Por cierto, Jose Miguel, en lugar de preguntarte ¿Por qué no soy más optimista? Te invito a cambiar la pregunta y preguntarte: ¿Para qué me servirá ser más optimista?

Elida Peñalver- Coach dijo...

¡¡Qué entrada más interesante, Jose Miguel!!
Creo firmemente que el Optimismo es una actitud que ELEGIMOS tener. Y como tal, se puede entrenar. ¡¡Todas las actitudes se pueden entrenar!! Lo que ocurre es que muchas veces nos quedamos enganchados en cosas como: “es que yo soy así”, “es que si el otro (mi jefe, mi cliente, mi madre, mi novio, etc.) fuera de otra manera”, “es que si la crisis no estuviera…”, “es que ya lo he intentado todo”. Al final, no dejan de ser auto-justificaciones que nos llevan a no hacer nada, a la posición de la víctima que espera que sea el mundo el que cambie… sin darse cuenta del enorme y precioso potencial que ella tiene dentro.
Porque al final, como dice muy bien Raquel, con las actitudes vamos generando diferentes energías. ¿Quién no prefiere estar al lado de una persona que afronta las cosas con serenidad (paciencia de Antonio), con alegría, con templanza? ¿Quién de nosotros no ha conseguido mejores resultados cuando ha logrado afrontar algo siendo realmente como quería ser? En Coaching hablamos de SER NUESTRA MEJOR VERSIÓN. En Inteligencia Emocional hablamos de tener una mente Proactiva, es decir, en optar YO por la respuesta que quiero dar (mi 90%) ante ese 10% que no está en mi mano controlarlo. Pero eso implica conocernos, saber qué valores quiero que rijan mi vida, saber cómo quiero que sea mi respuesta, alineada con esos valores (es decir, que mi respuesta refleje esos valores que digo que quiero vivir). Saber qué cosas son las que me hacen tambalear, me llevan a “desestabilizarme”… y ponerme manos a la obra para ese crecimiento personal. Porque el principal camino pasa por el decidir yo QUIEN QUIERO SER y ponerme manos a la obra. Y nos engañamos a nosotros mismos si pensamos que eso “ya irá viniendo”, o que cuando empiece a trabajar ya mostraré ciertas cualidades. No, eso es un entrenamiento, una siembra que es necesario comenzar ya. El que no sabe ser responsable (por ejemplo) en lo pequeño, ¿creéis que sabrá ser responsable en lo grande? El que se ahoga en un vaso de agua, ¿ creéis que sabrá afrontar bien un momento realmente delicado en su empresa? El que no sabe liderarse a sí mismo, ¿creéis de verdad que sabrá liderar a su gente?
Para no extenderme, os invito a leer varios artículos que tengo publicados sobre esos temas:
+ Ejercicio de Valores. ¿cómo detectar mis valores principales y ponerlos en práctica? Artículo Viva contracorriente, sea feliz, en el Link. http://www.mas-coaching-ie.com/2010/05/viva-contracorriente-sea-feliz.html”
+ importancia de la paciencia, del ir paso a paso, construyendo quien queremos ser. Artículo: Alegato a la paciencia, en el link http://www.mas-coaching-ie.com/2010/02/alegato-la-paciencia.html
+ oportunidad de crecer en las pequeñas cosas, para construir la persona que queremos ser para las grandes. Artículo: Uff, ¿como lo hago?, en el link http://www.mas-coaching-ie.com/2009/11/uffff-como-lo-hago.html
Gracias Jose Miguel, porque con tu asignatura estás legando a tus alumnos de la mejor herencia que les puede dar un profesor. Y no son conocimientos (eso está en los libros, etc.), sino que es algo mucho más profundo: les llevas a PENSAR y a saber que ellos DECIDEN. ¿Qué tipo de profesional quieres ser?
Un beso a todos, Élida
PD. Por cierto, Jose Miguel, en lugar de preguntarte ¿Por qué no soy más optimista? Te invito a cambiar la pregunta y preguntarte: ¿Para qué me servirá ser más optimista?

laura romero dijo...

He encontrado un video que espero que nos sirva en muchos aspectos; uno de ellos, a empezar a valorar lo que tenemos un poquito más,y dejar de quejarnos tanto, que no hay razón para no ser optimista.
palabra

Un saludo.
Laura Romero.

Jennifer de la Oliva dijo...

Hola a todos,

Todo pesimista, es aquel que se deja llevar sin más, que no participa en lo que ocurre a su alrededor. Y esto, sin lugar a dudas conduce al hastío, a la desesperanza y al fracaso.

Analizándolo desde el punto de vista de las relaciones de las empresas con sus clientes, podemos decir que la eficaz relación con los clientes se sustenta en una palabra clave:PROACTIVIDAD.
Es al personal al que le corresponde tomar la iniciativa en esa relación. Cuando el personal se limita únicamente a reaccionar (actitud “reactiva”), la relación se empobrece y los clientes siempre se quedan con la sensación de que les “falta algo”.
Las actitudes REACTIVAS no transmiten a los clientes la sensación que en el comercio realmente se interesan por ellos.

Por ello, os animo a que nunca desesperéis, ni dejéis de marcaros objetivos, metas para no caer en la pasividad y pesimismo. Mostrad iniciativa, aunque lo desconocido infunda miedo. Siempre hay algo por lo que luchar, y aunque no se logre lo marcado, la mayor satisfacción, el saber que has dado lo máximo de ti para alcanzarlo. Sin duda alguna,el proceso te habrá transformado y te habrá hecho crecer. Eso,ya es todo un éxito.

Un saludo.

Carmen Pedroviejo dijo...

Hola a todos,
Hace unas semanas encontré un artículo de Víctor Manuel Quijano Portilla que hablaba sobre el Servicio al cliente y responde a muchas de las preguntas de esta entrada. Os dejo el enlace por si queréis echarle un vistazo:
Servicio al cliente

Un saludo,
Carmen.