Marketing y Servicios: Equivocarse es de valientes

viernes, 3 de diciembre de 2010

Equivocarse es de valientes

No hay que ser muy intuitivo para darse cuenta de que estamos inmersos en una crisis que pasará a formar parte de los libros de Historia: crisis económica, política, de modelo social, crisis de valores. También está claro que en función de cómo resolvamos lo que ocurre ahora viviremos de una u otra forma en un futuro cercano.

¿Pero qué significa crisis para nosotros? Por cuestiones culturales creo que asociamos «crisis» a la palabra peligro, y por ello la primera reacción es protegernos ante el nuevo entorno. No obstante, la palabra crisis también se puede interpretar como oportunidad.

Lo sé. Muchos ya lo sabíais. Pero resulta que hoy más que nunca existe la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. De replantear las bases de los negocios. De revisar los modelos. De darnos cuenta de que, si aportamos valor, tenemos la oportunidad de destacar sobre el resto y diferenciarnos. Entonces, ¿por qué no nos lanzamos a aprovechar la oportunidad? Porque no todos tenemos la valentía necesaria. Hay que ser valiente para cambiar las cosas. Hay que ser valiente para cambiar lo que siempre se ha hecho. Hay que ser valiente para hacer y defender un proyecto diferente.

¿Qué es ser valiente? Según el diccionario significa ser esforzado, vigoroso y decidido.

Esforzado: hay que trabajar duro para llegar a un fin.

Vigoroso: sí, hay que darle mucha energía al asunto (o lo que viene a ser lo mismo, hay que sustraer energía de unas actividades para ponerlas en otras).

Decidido: hay que estar convencido de conseguirlo. ¿Cuál es el fin? En la mayoría de los casos se trata de conseguir el éxito.

(...)Ahora bien, aparte de éxitos empresariales hay otra formas de éxito. En realidad, creo que vivimos un momento en el que la gente se está replanteando el concepto de éxito. ¿Qué es alcanzar el éxito? Es una pregunta muy personal y que cada uno debería hacérsela en algún momento de su vida. En mi opinión, tiene que ver con hacer aquello que a uno le hace feliz. El mayor éxito es ser feliz con lo que haces. La felicidad, en este sentido, puede ser material o emocional. En la mayoría de los casos es una mezcla de ambos. Pero ¿qué ocurre con aquellos valientes que lo intentaron y nunca consiguieron hacer una empresa como Google? ¿Qué ocurre con aquel empresario que intentó cambiar su negocio, pero que al final no consiguió ver la luz al final del túnel? ¿Qué ocurre con aquel directivo que dejó su trabajo para montar su propio negocio, y que después de 3 años aún no puede vivir de ello? ¿Qué ocurre con aquel chico que dejó los estudios para intentar hacerse un nombre como músico?

Creo que todas estas personas hicieron lo que les hacía felices y sólo por ello -desde mi punto de vista- son personas de éxito. Es una lástima que en este país de pandereta no se valore a estas personas. Ellos son los que hacen que las cosas cambien. Son los valientes. Ellos tuvieron el coraje de probar y equivocarse. Pero al menos lo intentaron. Intentaron cambiar. Desde aquí mi más sincero agradecimiento a los valientes porque ellos hacen que el mundo se mueva.

Estos párrafos aparecen en la entrada del 1 de diciembre del blog titonet (Consultor de Mk y comunicación) que acabo de incorporar entre el grupo de los enlaces relacionados. El autor es es Fernando de la Rosa. Actualmente se dedica a ayudar a las empresas a mejorar sus resultados como consultor independiente en proyectos de marketing y comunicación.

Espero que hagas algún comentario sobre este artículo tan interesante y no te olvides poner algo en el blog de Fernando de la Rosa. Además de revisar las categorías, al menos dile algo, aunque solo sea para dar las gracias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

17 comentarios :

Antonio dijo...

Creo firmemente que todo esta cambiando. Estoy de acuerdo con Fernando de la Rosa, hay que ser valientes.
Son momentos de oportunidad, pero tambien de prudencia. Los pasos que demos tenemos que tenerlos bien medidos. No se puede dar un paso en falso, porque puede que no tengamos otra oportunidad.
No me gusta la palabra valiente, me gusta mas la palabra emprendedor.
Pienso que la iniciativa no solo hay que tenerla en los negocios, si no tambien en la vida personal. Es mejor equivocarse que no haberse equivocado nunca.
Son tiempos de prudencia, pero no de cobardia. La reflexion nos ayudara a elegir el camino apropiado.
Todos necesitamos energia, profesores y alumnos. Pero hay algo que no veo por ningun sitio.
¿Donde esta la Universidad?
Necesitamos apoyo, medios, asesoramiento, informacion, reuniones, etc....
Queremos reuniones de trabajo, en la Universidad, con nuestros profesores. Nos falta algo, que la Universidad no nos da. APOYO.
Tenemos ideas.
¿Donde estan los empresarios?
Que nos cuenten sus experiencias,que nos den sus consejos. Que nos ayude la Universidad a taerlos.
Hay profesores que ni siquiera nos saludan. Muchos no somos felices en la Universidad.
¿Todas las facultades son iguales?
¿Donde esta la valentia de nuestros profesores?
¿Donde esta su motivacion? Los veo desmotivados, cansados, desganados.
Yo creo que no son felices en la Universidad.
¿Por que no son valientes?
Son tiempos de cambios, de oportunidad. ¿Por que no luchamos juntos?
Animo a todos los alumnos y profesores, a dar un paso adelante para que juntos seamos ejemplo para otras facultades de que no nos gusta lo que esta ocurriendo con nuestra Universidad.
No tengamos miedo a equivocarnos.
Los valientes hacen que el mundo se mueva.
Un saludo.
No puedo acentuar.
Antonio Barcala.

Miriam Gómez dijo...

Estoy de acuerdo absolutamente en todo con la entrada. En esta vida de hoy en día hay que ser valiente.Lo que dice Antonio es cierto, hay que ser prudente, pero yo me decanto más por la palabra valiente.Pienso que hay que arriesgarse,aunque pierdas la oportunidad, porque el que no arriesga...no gana. Mi mayor éxito sería poder llegar a montar mi propia empresa algún día. Soy consciente de que tengo que acabar la carrera,encontrar un trabajo, (cosa que no será nada fácil...) y que cuando lo haga empezaré de cero, en no muy buenas condiciones y desde muy abajo, y sé también que me encontraré muchas barreras y obstáculos por el camino, pero es lo que quiero, y lo consiga o no, lo intentaré. Siempre les hablo a mis amigos y a mis padres de mi futura empresa, se lo digo bromeando y hablándoles de ella como si ya existiera, y ellos se ríen conmigo y me dicen que soy demasiado optimista, y que como no lo consiga luego me sentiré peor. Dicen que debería marcarme los objetivos a corto plazo, pero esos objetivos los tengo marcados desde hace mucho tiempo, y mi mayor objetivo es montar mi empresa algún día, tarde más o menos en conseguirlo (porque te puede funcionar a la primera, a la décima, o no llegar a funcionarte). Yo les digo que prefiero seguir siendo optimista, que sé que puede no llegue a salir bien, pero “me da igual”, porque si no tengo positivismo y confianza en mí misma y en que puedo lograrlo, no le veo sentido a seguir haciendo lo que hago. Y si no lo consigo, volveré a intentarlo.
Respecto a lo que has dicho Antonio sobre la universidad pienso que tienes mucha razón. Creo que las universidades han cambiado mucho y que un grave problema que tenemos los jóvenes de hoy en día, es que nos da igual todo, no estamos luchando por todos aquellos derechos que tanto costó conseguir años atrás. Y si no se empieza a hacer algo, se acabarán perdiendo.

jorge tejero dijo...

Antonio no te entiendo, dices por una parte que hay que ser prudentes para no dar pasos en falso y por otra parte dices que es mejor equivocarse que no haberse equivocado nuca, ese miedo que se tiene por una parte al fracaso es normal, pero si ese miedo puede contigo, lo normal es que el fracaso sea siempre.

Yo también hecho en falta a la universidad, y también que los alumnos hacemos poco por ella, si pides poco te dan menos, deberíamos intentar exigir mas a la universidad de forma mas activa para así tener algún resultado mas positivo en nuestra formación y dejar de conformarnos con lo que recibimos.

un saludo jorge

jorge tejero dijo...

pd: se me olvido añadir un enlace, mas protestas universitarias en europa

http://www.informador.com.mx/internacional/2010/251446/6/protestan-estudiantes-en-italia-contra-reforma-universitaria.htm

Mar Heras dijo...

Hola a todos,

Una vez leí que no existía el éxito sino las personas exítosas, y en mi opinión así es; personas que marcan su meta para lograr su felicidad, pero que poseen actitudes de confianza en sí mismos, seguridad, valentía etc, y que unidas a un gran esfuerzo y dedicación acaban logrando.

La formación es fundamental para nuestro futuro pero sin esas actitudes de las que hablo creo que no alcanzaremos metas como las que se marca Miriam. Me ha gustado mucho leer tu comentario. No te conozco pero creo sinceramente que con esas cualidades que posees, unidas a los conocimientos que adquirirás con el tiempo, lo conseguirás. Te enfrentarás a problemas, pero te levantarás y seguirás luchando porque eres valiente.
En mi opinión marcarte objetivos a corto plazo te harán sentirte mas reconfortada y verás mas cerca tu objetivo final. Mucho ánimo!

Por otro lado, comentamos que los profesores están desmotivados, pero y ¿nosotros? ¿ tenemos que esperar que nos motiven ellos? En parte sí, pero hemos elegido esta carrera y creo que hay poca motivación intrínseca. Esto debe cambiar, ¿no creeis?

Gracias,
Un saludo,

Duroni Coline dijo...

Hola a todos,

Me gusta mucho esta entrada porque refleja mucho a realidad. Es verdad que es muy importante de poder adpatarse y cambiar: pero para poder hacer esto como es dicho algun tiene que ser valiente y tener el coraje de cambiar sus habitudes. Es cierto que la crisis se puede ver como una oportunidad en algunos ejemplos para cambiar lo usual...pero no todos van a tener el coraje ni los esfuerzos requisidos para poder cambiar cosas.
Estoy deacuerdo con el hecho de que el mayor exito es de ser feliz: si un individuo es feliz en lo que hace podra "mover montañas" (esto es una citacion frances no se si se dice en español pero significa que una persona feliz puede hacer cosas muy muy grandes si quiere). Por eso, las persoas que hacen lo que les hace feliz son las que logran lo mejor porque tienen una motivacion interior que no puedes leegar a obtener de otra manera. Gracias a esto, hay personas que tienen el coraje de cambiar y de adaptarse a un entorno cambiante aun que el entorno sea de crisis y por eso el mundo tiene una oportunidad de evoluar hacia una vida mejor gracias a los valientes.

Saludos,

(disculpo por si hay faltas en mi entrada).

Antonio dijo...

Hola Jorge, a lo mejor me he explicado mal.
Quiero decir que siempre que emprendamos algun proyecto, que seamos prudentes, para poder alcanzar la meta que nos propongamos con los menos sobresaltos posibles.
Eso no quiere decir que en el recorrido emprendido, no nos equivoquemos. Pero mejor equivocarse emprendiendo proyectos, que no equivocarse por no emprender nada.
Un saludo Jorge.
Hola Mar, queria decirte que estoy de acuerdo con lo que comentas. Pero mi queja es porque siempre parece que los alumnos tienen una actitud negativa. Que la tenemos muchas veces. Pero no todos los alumnos se comportan de esa manera. Muchos tenemos proyectos, ilusiones, ideas, ganas,inquietudes, etc. En la Universidad conviven alumnos y profesores. ¿Donde estan los profesores?. Estan desmotivados. Critico sobre todo, que muchos no deberian estar en la Universidad por su actitud. No tienen ilusion por la enseñanza. Ni motivacion. La pedagogia ha desaparecido. Tambien he observado su escasa relacion con los alumnos.
Podrian aprender de muchas personas que trabajan al igual que ellos en la Universidad (cafeteria, biblioteca, limpieza). Se que existen excepciones y en nuestra clase tenemos una. ¿Pero por que no corrigen su actitud?
Porque se dan cuenta de su comportamiento, como nosotros del nuestro. ¿Donde esta el Marketing Relacional?.
No los veo con mejor actitud que a nosotros. ¿No son ellos quienes nos tienen que transmitir ilusion?. Yo creo que estamos todos en consonancia con el momento que nos ha tocado vivir.
Por lo demas mucho animo en todos los aspectos para no perder lo que llevamos dentro y sacar lo mejor de nosotros, para emprender con la mayor ilusion proyectos que hagan de todos personas felices y formadas.
Alumnas como Miriam merecen que sus sueños, tengan una oportunidad y que los profesores esten cerca para orientarlos en el camino correcto con su experiencia y formacion.
www.uhu.es/cine.educacion/.../temaspoetas.htm
Merece la pena leer su contenido.
Muchas gracias a todos.
No puedo acentuar.
Antonio Barcala.

Ksenya dijo...

Hola a todos.
Me ha parecido muy interesante esa entrada,porque me ha hecho pensar en muchas cosas igual que la Conferencia de "Nacidos para el éxito".Sí,hay que ser valientes y enfrentarnos a todos nuestros problemas,ir con la cabeza bien alta y creer en ti mismo(son valores imprescendibles de la personalidad del ser humano,si no, "te caes y te pisan").Pero actualmente están pasando unas cosas que me hacen pensar que el mundo se ha vuelto loco,las personas están desorientadas,tienen pánico al enfrentarse a sus problemas y con lo cual realizan actos sin pensar,lo que luego trae unas consecuencias horribles.Y siempre la misma pregunta: ¿Porqúe tenemos que pagar por los errores de otros?
Los últimos acontecimientos del país me han puesto "los pelos de punta",cómo esos empleados pueden tener ese tipo de actitud,paralizando uno de los mayores servicios al ciudadano.Esto es ser cobarde y no valiente.¿ Esto es su manera de enfrentarse a la crisis? ¿Esto son las personas que luchan para que su país salga adelante? Es una verguenza. Viendo esto es normal que la gente esté asustada,porqúe no saben lo que les va a pasar mañana.Soy optimista y creo que es sólo un momento transitorio en la historia,pero dudo mucho que hay personas que piensen igual que yo.Es genial que una persona sea optimista,pero también hay que abrir los ojos y ver la realidad,que no está en su mejor momento y por ello tenemos que luchar,para que esa realidad cambia pero no todo está en nuestros manos.

Patrycia Pietraszek dijo...

Creo profundamente en que la crisis es sobretodo una oportunidad de emprender actividades nuevas, o bien, cambiar las bases de las existentes.

Pero es muy difícil, por mucho que uno tenga valor y coraje, arriesgarse a cambiar las cosas si no se encuentra apoyo y ayuda. Y con ello me refiero a la gente de arriba, es decir al gobierno y a las organizaciones que dominan este apís. Si lo único que ellos son capaces de hacer es dar soluciones de muy corto plazo a la hora de acabar con la crisis, si no la afrontar con valentía e ideas nuevas, ¿cómo pretenden que la sociedad lo haga? ¿cómo un padre de familia en paro va a arriegar sus ahorros en emprender una actividad nueva?

Primero la valentía la tienen que demostrar los de arriba y dar ejemplo, para así, dentro de este caos, crear un clima de confianza a las familias y jovenes emprendedores.

Beatriz González López dijo...

Todos, o al menos la gran mayoría, hemos plasmado en un comentario o simplemente pensado la razón que tenía el autor. Pero sin embargo todo sigue igual, dudo mucho que alguno hayamos (y yo me incluyo) hecho algo verdaderamente para cambiar y empezar a ser valientes. La principal razón en ello se encuentra, según mi punto de vista, en el miedo al fracaso, al ridículo, que nos hace tomar una posición vital reactiva y sin ninguna iniciativa. Pero no nos damos cuenta que aquél que es valiente, que llega a tener éxito, es gracias a la cantidad de veces que intentó llevar a cabo sus propósitos y fracasó, a la cantidad de decisiones erróneas que tomó...eso es lo que nos hace grandes,lo que nos hace personas de valor, el tener iniciativa para emprender y fuerza para levantarse e intentarlo de nuevo tras el fracaso: esa experiencia ganada no se podrá obtener de ningún otro modo. Y para poder lograr todo esto no hay más que un secreto: tener confianza en uno mismo, ser consciente de lo que uno mismo vale y verse dispuesto a compartirlo con todos los demás.
Y esto también es aplicable en estos momentos de crisis y a las empresas como un todo: es más fácil dejarse llevar por la ola de pesimismo reinante que ir a contracorriente y buscar los caminos que se van abriendo para superar la recesión. Para ello, hay que tener un requisito previo: creer que hay opciones para lograr nuestros objetivos y no cesar de buscarlos, no dejándose llevar nunca por la desesperación,sino por la ilusión la valentía de querer cambiar las cosas.

Santiago.Práxedes dijo...

Estoy totalmente deacuerdo con la esta entrada, creo que los momentos de crisis son una gran oportunidad para ser emprendedor y realizar actividades que piensas que se están haciendo mal y que se puede mejorar, al fin y al cabo ¿Qué van a criticar de tí o Quiénes lo van a hacer, aquellos que están metidos en ella y no saben como salir?

En cuanto a buscar el éxito empresarial, creo que hay que hacer lo que nos dijo José Ballesteros en su conferencia, hay que sacar de nuestro "hobbit" nuestro trabajo, no enfocarnos en ganar dinero y en hacer algo que no nos guste. Creo que tenemos una gran suerte de haber nacido en esta época y no en otra anterior la cual estabas destinado desde tu nacimiento a tener una vida no elegida por tí.

Saludos!

Anónimo dijo...

Hola a todas

como yo soy de Irlanda, me parece este artículo muy interesante .Como estoy seguro que todos ustedes saben, Irlanda se encuentra en una crisis financiera en el minuto y el pueblo de Irlanda están sufriendo. Se están convirtiendo en paro que a su vez ha dado lugar a muchos otros problemas, problemas de dinero para muchas familias, problemas mentales, la depresión, algunas vidas de las personas han llegado a un alto desafortunadamente. Pero este artículo, en mi opinión es positiva y edificante. Es en momentos como estos que las habilidades empresariales pueblos se revelan porque tienen que hacer algo con sus vidas con el fin de proporcionar si no para ellos sino para que las familias y los niños. Tenemos que ser valiente, tener coraje, no olvidemos que es aquí donde las personas más exitosas en el negocio comenzó, con literalmente nada. Fernando no podía ser más correcto cuando dice que tenemos que ser valientes y tenemos que mantener nuestra positividad va, debemos creer que hay luz al final del túnel y va a mejorar por las personas que toman riesgos, por ser valiente y teniendo el coraje mental para tomar el mundo de los negocios por la tormenta para lograr su felicidad.
Estoy de acuerdo con las mar heras cuando ella dice que leer una vez que no hay éxito sin la gente exitosa y creo que así es como podemos salir de nuestra crisis financiera importante!

un saludo,
jennifer

emilio fernández dijo...

Hubo una persona que hace mucho tiempo que dijo " si volviera a nacer, cometería todos los errores que he cometido en mi vida, pero mucho antes de que los cometí" yo soy de la misma opinión, porque equivocarse es bueno, aprendes para la próxima vez y también estoy de acuerdo con Paulo Coelho cuando dice que " hoy cualquier error es admitido y perdonado, y mañana también" yo pido a mis compañeros que en las presentaciones no tengan miedo de equivocarse por los nervios o por lo que sea, ni que ningún compañero se ría de la equivocación del otro porque estamos entre compañeros

jennifer dijo...

Hola a todas

como yo soy de Irlanda, me parece este artículo muy interesante .Como estoy seguro que todos ustedes saben, Irlanda se encuentra en una crisis financiera en el minuto y el pueblo de Irlanda están sufriendo. Se están convirtiendo en paro que a su vez ha dado lugar a muchos otros problemas, problemas de dinero para muchas familias, problemas mentales, la depresión, algunas vidas de las personas han llegado a un alto desafortunadamente. Pero este artículo, en mi opinión es positiva y edificante. Es en momentos como estos que las habilidades empresariales pueblos se revelan porque tienen que hacer algo con sus vidas con el fin de proporcionar si no para ellos sino para que las familias y los niños. Tenemos que ser valiente, tener coraje, no olvidemos que es aquí donde las personas más exitosas en el negocio comenzó, con literalmente nada. Fernando no podía ser más correcto cuando dice que tenemos que ser valientes y tenemos que mantener nuestra positividad va, debemos creer que hay luz al final del túnel y va a mejorar por las personas que toman riesgos, por ser valiente y teniendo el coraje mental para tomar el mundo de los negocios por la tormenta para lograr su felicidad.
Estoy de acuerdo con las mar heras cuando ella dice que leer una vez que no hay éxito sin la gente exitosa y creo que así es como podemos salir de nuestra crisis financiera importante!
un saluda ,
jennifer

Christian Siedelhofer dijo...

Hola a todos
En mi opinión el texto de Fernando de la Rosa está bien escrito y tiene la capacidad para motivar algunas personas y

mirar a la crisis en una manera más pósiva. Creo que en este aspecto estoy deacuerdo con todos que han publicado

comentarios en esta entrada antes.
Todo es más fácil si tienes una actitud positivo y siempre ves las cosas buenas, por ejemplo oportunidad en la

palabra crisis, etc. Y que equivocarse es necesario para desarollar su mismo y de esta manera se puede apoyar a los

demas o todad la sociedad. Pero quiza aquí olvidemos que nosotros, cuando hablamos de equivocarse en la mayor parte

son errores que podemos arreglar después. Es porque somos unos de los felizes, que tienen muchas oportunidades, por

ejemplo disfrutar una formación muy buena a traves de ir a la universidad. Es la minoría de gente que tiene esas

oportunidades. Y para muchos de ellos, que noi tienen esas oportunidades tal vez so~na un poco arrogante si hablamos

de oportunidades en la crisis y que equivocarse está bien.
Porque por otras personas equivocarse tiene efectos mucho más negativo que para nosotros.
No quiro decir con esta entrada que tengamos ver la crisis más negativo, pero quiza más serio. Porque cuando leo los

comentarios a veces me parece que pocos han equivocado muy grave para entender que no siempre equivocarse lleva

solamente aspectos positivos. Claro que si tienes suerte puedes aprender mucho de tus errores, pero si no, no puedes

reestablecerte después de un error, sobre todo cuando la crisis es tan serio como hoy en día.
Muchas gracias para reflexionar sobre eso.
Saludos
Christian Siedelhofer

Christian Siedelhofer dijo...

Hola a todos
Siento por la forma de mi entrada anterior, no sé porque occurió eso. Para que vosotros podais leerlo con más faculidad aqui le presento otra vez con la esperanza que está correcto ahroa:

En mi opinión el texto de Fernando de la Rosa está bien escrito y tiene la capacidad para motivar algunas personas y mirar a la crisis en una manera más pósiva. Creo que en este aspecto estoy deacuerdo con todos que han publicado comentarios en esta entrada antes.
Todo es más fácil si tienes una actitud positivo y siempre ves las cosas buenas, por ejemplo oportunidad en la palabra crisis, etc. Y que equivocarse es necesario para desarollar su mismo y de esta manera se puede apoyar a los demas o toda la sociedad. Pero quizá aquí olvidemos que nosotros, cuando hablamos de equivocarse en la mayor parte son errores que podemos arreglar después. Como somos unos de los felizes, que tienen muchas oportunidades, por ejemplo disfrutar una formación muy buena a traves de ir a la universidad. Es la minoría de gente que tiene esas oportunidades. Y para muchos de ellos, que noi tienen esas oportunidades tal vez so~na un poco arrogante si hablamos de oportunidades en la crisis y que equivocarse está bien.
Porque por otras personas equivocarse tiene efectos mucho más negativo que para nosotros.
No quiro decir con esta entrada que tengamos ver la crisis más negativo, pero quiza más serio. Porque cuando leo los comentarios a veces me parece que pocos han equivocado muy grave para entender que no siempre equivocarse lleva solamente aspectos positivos. Claro que si tienes suerte puedes aprender mucho de tus errores, pero si no, no puedes reestablecerte después de un error, sobre todo cuando la crisis es tan serio como hoy en día.
Muchas gracias para reflexionar sobre eso.
Saludos
Christian Siedelhofer

Alejandro Utrilla Rojo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la entrada y con lo que ha dicho Antonio.

Una persona nunca va a alcanzar el éxito personal (felicidad) si no lo persigue con constancia, con energía y con una cierta dosis de prudencia y también de temeridad (si estamos seguros de lo que hacemos, no tenemos miedo a equivocarnos).
Como dijo Aristóteles:
"Demasiado poco valor es cobardía y demasiado valor es temeridad."

Un saludo.