Marketing y Servicios: Zara quiere crecer en Estados Unidos

miércoles, 4 de marzo de 2015

Zara quiere crecer en Estados Unidos

Tienda de Zara en la Quinta Avenida de New York
Inditex quiere que 2015 sea el año de su expansión en Estados Unidos. El gigante textil planea una docena de aperturas en el presente ejercicio, entre las que destacan las dos nuevas tiendas de Manhattan y establecimientos en ciudades como Chicago, Las Vegas y Los Angeles. Con 54 tiendas en el país -52 de Zara y dos de Massimo Dutti en Nueva York y Boston-, la presencia de la firma gallega se ordena en tres ejes: Florida; la Costa Este con Washington, Boston y Nueva York; y la Costa Oeste, con el área comprendida entre Los Angeles y San Francisco. Hasta ahora. 

Desde la compañía se han propuesto «densificar la presencia física». La estrategia obedece a un creciente interés por la marca en Estados Unidos, que se ha visto favorecido por la venta on-line, disponible para los 50 estados del país desde septiembre de 2011 y que cuenta ya con dos almacenes logísticos en Boston y Los Angeles -éste último abierto en 2014- para agilizar la entrega de productos. «Empiezan a aparecer sitios donde crecer más allá de las costas o el sur», reconocen en Inditex, que subraya que 2015 será «un año importante de aperturas» sin precisar el número concreto, pues todo depende de las oportunidades con los locales que se van presentando. 

Pese a su madurez, Estados Unidos es un mercado apetecible para cualquier firma de moda. Y Nueva York fue, junto a París y Oporto, una de las primeras plazas internacionales de Zara, que allá por el año 1989 levantó la persiana en Lexington Avenue, en pleno corazón de Manhattan. El establecimiento convive a día de hoy con otros seis en la isla -que serán ocho a finales del presente año- y siete más en el área metropolitana de la ciudad.




La expansión en Estados Unidos ha sido lenta, en gran medida por la alergia en los despachos de la sede de Arteixo a dar pasos en falso y el amor por las estrategias cuidadas al milímetro. Pero Nueva York ha sido siempre una plaza mimada: en 2012, la apertura del flagship de la Quinta Avenida sirvió para mostrar el nuevo diseño de tienda que Inditex ha proyectado para Zara, su buque insignia. La cadena será parte ahora del nuevo World Trade Centre con un local de 2.800 metros cuadrados; remodelará su otra tienda de la Quinta Avenida con la calle 42, que crecerá hasta los 4.000 metros cuadrados, un 50% más que su actual superficie; y estrenará otro gran local de 4.600 metros cuadrados en el SoHo, un edificio construido por John B. Snook en 1878 con columnas de hierro fundido, representativo de la arquitectura comercial de Manhattan de finales del siglo XIX y que había sido adquirido por 237 millones de euros.


Tan volcada está la empresa en que nada desluzca su apuesta por Nueva York que incluso acaba de anunciar subidas salariales y un aumento de las contrataciones a jornada completa para sus trabajadores en Estados Unidos. El pasado otoño, los empleados de la cadena iniciaron una campaña que reclamaba una dignificación de sus condiciones laborales, precedida de una campaña que con el hastag #ChangeZara consiguió cierto eco en redes sociales y medios de comunicación. 


Los empleados estadounidenses de Zara pedían también que Inditex reconociera sus derechos a afiliarse a los sindicatos «como en otras partes del mundo». Y reconocían una «mayor disposición al diálogo» desde la central de la compañía que con los ejecutivos estadounidenses. En cualquier caso afirman también que es «un buen comienzo» que la compañía española haya anunciado que, en lugar de los 10,50 dólares -9,37 euros- por hora que venían cobrando, recibirán 12 dólares -10,7 euros- la hora quienes lleven menos de un año, 13 dólares -11,6 euros- aquellos con una antigüedad de entre uno y tres años y 14 dólares -12,5 euros- los que acumulen más de tres años.

Fuente: El Mundo
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

Cristina Bravo García dijo...

Me parece muy bien que Zara quiera crecer en EEUU, ya que es una empresa con mucho capital y puede crecer por donde quiera, por otro lado internacionalizarse cada vez más esta muy bien ya que si te quedas solo en un país no tienes oportunidad de crecer y mostrar tu negocio a los demás.
Si se quiere obtener una mayor rentabilidad, cuanto más se internacionalice el mercado mejor.

Cristina Bravo García.

Sandra Navarro Recuero dijo...

Que ZARA sea una cadena textil mundialmente conocida ha favorecido su gran auge y los importantes beneficios adquiridos. El 11 de diciembre de 2014 el periódico El País confirmó que zara había crecido un 0.8%, dato importante debido al retroceso experimentado durante toda la primera mitad de año.
El hecho de irse “a las américas” le va a permitir adquirir aún múltiples ventajas, ¿cómo cuáles?, ser aún más conocida de lo que es, internacionalizarse pues actualmente en el mundo en el que vivimos ser una empresa global resulta imprescindible. Además todo ello irá acompañado de las redes sociales y la venta online. Por otro lado, este nuevo negocio ha propiciado un aumento de los salarios y una ampliación de la jornada para los trabajadores estadounidenses ante las diversas concentraciones de protesta en New York.
Principalmente lo más importante sería esto, una mejora de las condiciones laborables, no sólo basta que una empresa crezca y crezca si no que el éxito de una empresa también forma parte de sus empleados, tenerles motivados y contentos favorece en gran parte todos los éxitos alcanzados, puesto que hace que la productividad aumente.
Sandra Navarro Recuero. Universidad de Alcalá. Marketing: Fundamentos.

Adrián Menéndez Touset dijo...

La expansión de Zara en EE.UU. es una magnífica idea para darse a conocer de manera internacional en el mercado americano. A pesar de tener 52 tiendas repartidas por todo el país, es poco para una marca de prestigio internacional en un territorio tan grande como es EE.UU.

Como se menciona en el artículo, la expansión ha sido lenta pero esta estrategia les ha llevado, con el tiempo, a un gran éxito que se consumará con un local en el nuevo World Trade Center, un lugar famoso en todo el mundo que dará mucha publicidad a la firma española.

La idea de anunciar subidas salariales y aumentar las contrataciones a jornada completa, si realmente se hace, hará que la firma ponga su granito de arena en ayudar a bajar el paro y dará una imagen de preocupación por los empleados y que se les tiene en cuenta y se preocupan por sus necesidades tanto económicas como no económicas.

Por último y para acabar el comentario, estaría bien que la marca reconociera el derecho a afiliarse a los sindicatos, como se está planteando en la firma en el siguiente enlace que dejo:

http://economia.elpais.com/economia/2014/07/08/actualidad/1404833579_607806.html

Adrián Menéndez Touset.
Alumno de Marketing Fundamentos y Marketing Internacional.
Universidad de Alcalá de Henares.