Marketing y Servicios: Construye la vida que deseas vivir

miércoles, 21 de octubre de 2009

Construye la vida que deseas vivir

He recibido un correo de Élida Peñalver. Como puedes comprobar en su web, es Coach Personal y Profesional. Es decir, su actividad profesional principal es el Coaching. Al leerlo he pensado en mis alumnos. En estas primeras semanas de clase, tengo la impresión de que la mayoría están como en actitud de espera, pasivos y/o perezosos. Muchos explican esas actitudes, diciendo que no son capaces de superar su timidez. Aunque lo he sugerido en varias ocasiones, no parece que deseen contestar con sinceridad la pregunta ¿Cómo superar la timidez?. Hay otras muchas preguntas que me hago para tratar de ayudarles a mejorar su formación personal y profesional. ¿Les falta motivación? ¿por qué? ¿saben construir el guión de su vida? ¿Tienen un proyecto de vida personal y profesional? ¿Cómo ayudarles a conocerse mejor? Estas y otras preguntas tienen respuestas personales y precisamente, el correo de Élida les puede ayudar a responder. Copio su correo a continuación.

"Te escribo en relación a los talleres “CONSTRUYE LA VIDA QUE DESEAS VIVIR”, que voy a impartir en Alcalá de Henares y Madrid. La fecha se acerca y quedan muy pocas plazas, por lo que aún estás a tiempo para animarte y tomar la decisión de DEDICAR UN TIEMPO PARA TÍ MISMO, para centrarte y reflexionar sobre tu día a día y las cosas que quieres conseguir.

Los asistentes que han pasado por el taller han salido muy contentos y han compartido conmigo algunos feed-back del tipo:

-“Un taller muy ameno y práctico, que moviliza tu interior y te hace reflexionar en cuáles son tus valores y cómo eres capaz de gestionar tus reacciones frente a los estímulos exteriores. Gracias”
-"Compartir ha sido muy interesante. Me llevo nuevos conocimientos y herramientas que ¡ya mismo! puedo aplicar”
-“Me ha servido para tomar conciencia de lo fácil que es perderla y funcionar en automático. También para quitarme presión emocional y centrarme en lo que puedo resolver, poniéndome en marcha”...

El Taller en Alcalá será este Sábado 24 de Octubre. Si quieres más información pincha aqui. El Taller en Madrid será el Sábado 7 de Noviembre. Si quieres más info sobre el taller de Madrid, pincha aquí.


Espero verte allí, con ganas de disfrutar y de crecer como persona, para SER LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO. Cualquier duda que tengas, estaré encantada de ayudarte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14 comentarios :

José Miguel Ponce dijo...

En la entrada, se me olvidó copiar sus datos personales, que copio a continuación:

Élida Peñalver
COACH PROFESIONAL
Miembro Junta Directiva Asociación Española de Coaching (ASESCO)
CAC nº 10124
¿Y si descubrieras que es posible lo que quieres conseguir?
(00 34) 653. 21. 69. 34
Skype: elida.coach
elidapenalver@yahoo.com
www.enjoy-coaching.com

¡¡Visita mi Blog!!!
http://www.mas-coaching-ie.com/

Blanca Martín Gil dijo...

Hola chic@s!

Creo que todos en algún momento de nuestra vida hemos pensado: ¿Qué será de mi futuro cuando acabe la universidad? ¿A qué me dedicaré?. Es verdad que la vida da muchas vueltas pero si, como los links dicen, nos preparamos unos objetivos y somos proactivos viviendo nosotros nuestra propia vida, siendo libres y responsables de nuestros actos, podemos crear nuestro propio futuro. Nadie dice que esto sea fácil, pero creo que merecerá la pena intentarlo para luego no arrepentirnos de no haberlo hecho.

Respecto a ser pasivos en clase espero ( y seguro que se cumplirá) que con el tiempo vayamos superando esa "timidez" que tenemos, para aportar más a esta asignatura.

Ánimo a tod@s para marcaros ese norte de la brújula y alcanzar vuestras metas!!!

un saludo,

Blanca Martín Gil

Elida Peñalver- Coach dijo...

¡¡Hola a todos!!

ante todo, felicidades Jose Miguel, porque se nota que vives tu profesion con verdadera vocación, por el interés que muestras por tus alumnos. Yo, que he pasado muchos años en las aulas, valoro especialmente al profesor que realmente se vuelca en el alumno, buscando sacar lo mejor de él.

Blanca, me parece totalmente acertado el comentario que haces. Prepararse Objetivos (es decir, saber hacia donde quieres ir) y ser proactivos (buscar opciones para luego elegir la que realmente queremos hacer), es lo más inteligente que podemos hacer como personas y como profesionales.

En mi trabajo, tanto de coach como de formadora, observo en muchísimas ocasiones que muchas personas saben lo que NO quieren.... pero no se han planteado lo que SI quieren. ¡¡Tienen su cerebro completamente perdido!! ¿Os imagináis que uno va a comprar con la siguiente lista: "no quiero leche, no necesito harina, no quiero huevos, de las aceitunas paso esta vez,..." ¡¡Su cerebro diría: "vale majo, entonces ¿a qué hemos venido? Si no me dices qué quieres... ¿a dónde vamos?". Pues eso, que en la compra es tan obvio, lo viven en su día a día miles de personas. Otras van un poco más allá, y dicen: "Quiero comprar cosas". Bien, ya es un paso,... pero siguen sin definir lo que quieren. ¡¡Estamos en las mismas!! Por ello es tan importante centrarse en lo que uno SI quiere, concreto, en forma, en tiempo. Marcándose pasos. Y eso es lo que hace el coaching.

Y ahora vendría el segundo paso. Muchas personas se bloquean cuando, al intentar hacer algo, sólo ven lo negativo, sólo ven los obstáculos. Y eso hace que no sean capaces de pasar a la acción. Imaginaos ahora a un atleta, a Hussain Bolt, que tiene clarísimo que quiere superar de nuevo el record mundial, en cuántos segundos, etc. Es decir, que tiene clarísimo su objetivo... pero cada vez que va a entrenar: "uff, hoy está lloviendo, mejor me quedo en el vestuario y hago músculo; hoy hace frío; hoy me siento desanimado porque el conductor del autobus me ha mirado mal; hoy no tengo ganas porque..." ¡¡¡Jamas conseguiría su meta, por mucho que ésta esté bien definida!!

La acción es la base del logro, y para ello es sumamente necesario que nos pongamos a ello, entrenando, con nuestra mente en proactivo: buscando opciones y haciendo lo que queremos hacer, no dejándonos influir por circunstancias, ambiente, comentarios hirientes de los demás o estado de ánimo.

Os animo a dar lo mejor de vosotros mismos. Creedme, dentro de cada uno de vosotros hay un enorme potencial que, cuando lo mostréis, vosotros seréis más felices y... el mundo os lo agradecerá.

Angel Caro dijo...

Hola a todos!!
En primer lugar quiero felicitar a Doña Elida Peñalver por esta excelente idea que ha tenido
En mi opinión hay mucha gente que necesita ayuda para perder esa timidez, yo por ejemplo hasta hace uno años era muy tímido y ahora no tengo ningun problema en hablar en público es más el año pasado expuse un trabajo ante la clase sin problemas para superar esa tímidez lo que yo hacía era aislarme y así conseguí superarla.

Reitero mis felicitaciones por la idea a Elida
Un saludo a todos

María Cortes dijo...

Hola a todos,

A mi también me gustaría felicitar a Elida tanto por su comentario, como por prestarnos su apoyo y formación a través del coach. Me parece una actividad muy interesante y sobretodo muy acertada, porque la mayoría de nosotros, y de las personas en general,no tenemos claro realmente lo que queremos, o nuestras metas. Si te detienes a pensar por un momento en las preguntas que plantea Jose Miguel en la entrada o en las propuestas de Elida en el comentario, es díficil encontrar una respuesta inmediata, ya sea por timidez, por vaguería, o simplemente por pasividad. Yo además opino que estamos acostumbrados a que nos den practicamente todo "hecho". Y sin embargo, pienso que es imprescindible, tener los objetivos claros, tener la timidez superada, olvidar la vaguería y actuar activamente para llevar una mejor vida en todos los aspectos, tanto académicos, como personales. Yo, no soy el claro ejemplo de esta lección, sin embargo me ha servido de ayuda más de un enlace de esta entrada.

Un saludo.

Elida Peñalver- Coach dijo...

Hola a todos de nuevo

¡¡Qué interesantes vuestras reflexiones!!

Ángel, estoy de acuerdo contigo en que muchas cosas que nos cuestan luego, cuando nos hemos puesto manos a la obra y las vencemos, vemos que no era tan complicado y encima somos capaces incluso de hacer cosas que nos parecían al principio dificilisimas (como exponer un trabajo en clase sin problemas). Una vez dicho esto, os invito a la siguiente reflexion: yo creo firmemente en la mejora continua. Una vez conseguida una meta, ¿qué nueva meta me propongo? Porque lo que está claro es que siempre tengo cosas que puedo mejorar, para ser mejor profesional, para ser mejor amigo, para ser mejor persona... para ser más feliz en definitiva. ¿Consigo una cosa y me siento satisfecho a ver pasar la vida? o ¿mejor me pongo, ahora que ya tengo el músculo entrenado, a marcarme otra meta y así seguir creciendo, seguir construyendo la vida que deseo vivir?

Creo que es una reflexion muy interesante para que cada uno de nosotros nos hagamos.

Y respesto a lo que dices tú, María, me encanta la sencillez y el auto-conocimiento que muestras. Es muy fácil echar balones fuera (es que los otros, es que las cosas, es que mi educación,...) y tú, sin embargo, lo afrontas desde tu auto-conocimiento: me dejo llevar por timidez, vaguería o pasividad, estoy acostumbrada a que me den prácticamente todo hecho. ¡¡Felicidades!! El primer paso es siempre asumir la propia responsabilidad. Y luego poner empeño, alegría, ganas...

Os animo a pensar de verdad qué queréis conseguir. Además, si recordais mi primera participación, os recomiendo que en lugar de pensar "Quiero vencer la timidez" (que es lo mismo que decir "no quiero ser tímido", es decir, la lista de lo que no quiero), os marquéis cosas que SI quereis. Y además, en plazos. Por ejemplo: "Quiero conseguir hacer una pregunta en clase de Jose Miguel cuando no entienda algo antes de 15 días". Y poneros a la acción!!!

Me encanta ver lo participativos que sois. Me gustaría "veros" por mi blog www.mas-coaching-ie.com

¡¡un saludo!!

Diana Morillas dijo...

Hola a todos!!!

Esta idea es magnífica, creo que todos necesitamos en algún momento de nuestra vida un poco de ayuda para conseguir ver qué es lo que queremos hacer realmente con nuestro tiempo y de cómo queremos vivirlo.
Pero es difícil saber lo que quieres, en algunas circunstancias hasta tus pensamientos son contradictorios y no sabes muy bien por donde salir de determinadas situaciones.

En tu primera entrada Élida planteas a José Miguel “animarte y tomar la decisión de DEDICAR UN TIEMPO PARA TÍ MISMO, para centrarte y reflexionar sobre tu día a día y las cosas que quieres conseguir.” Me ha llamado mucho la atención esta reflexión porque actualmente la sociedad en mi opinión piensa demasiado en si misma, somos egoístas, no compartimos, estamos ensimismados en nosotros mismos, pero es gracioso ver que ni eso hacemos bien, no sabemos pensar en lo que necesitamos realmente.
Es bonito ver que todavía existen personas que ayudan a otras sin dar nada a cambio y eso se debe de aprovechar, muchas gracias por tus consejos, estoy segura que nos ayudarán a más de uno.

Un saludo
Diana.

Félix dijo...

Si puedo aportar algo de mi experiencia de mediana edad, corroboro 100% el hecho de que sólo se consigue lo que se persigue. La gente que está en los sitios en las empresas, que tiene logros personales o profesionales, se ha propuesto en algún momento claramente conseguir eso.

Luego, en esta España nuestra (no sé si será igual en otros países) es tendencia común pensar que fue la suerte, el enchufe o la casualidad. La suerte te tiene que pillar trabajando.

Un profesor de Deusto (creo que de Marketing) me comentó que era profesor en esa Universidad porque se había leído tres libros que los demás no habían leído. Eran los tres libros (que él reconoció que eran un plomo) que había escrito un catedrático de esa Universidad; lo hizo antes de asistir a una conferencia suya. En la conferencia tuvo una intervención al hilo de lo que había leído en esos libros, y el profesor quedó gratamente sorprendido de que alguien hubiera leído sus libros. Ahí comenzó una relación que terminó en una propuesta para trabajar en ese departamento.

Lógicamente, esto es una simplificación. Ser profesor de Universidad requiere muchas cosas, pero estaba claro que esta persona, cumpliendo los requisitos, era mucho más proactivo que otros para conseguir lo que se había propuesto.

Manuel A. Pérez dijo...

Hola a todos,

La reflexión que se presenta me parece realmente interesante para nuestro futuro más cercano. Pienso que la todos deberíamos aprender a ser más proactivos, empezando por nuestra forma de comportarnos y enfrentarnos a las diferentes situaciones del día a día. Se trata de ser los guionistas de nuestras vidas y de luchar por lo que uno quiere en cada momento, sin esperar a que ocurra por si solo.

Considero que uno de los factores más importantes que influyen en el grado de proactividad de una persona es la MOTIVACIÓN y la AMBICIÓN. Son dos palabras que expresan el carácter que resulta necesario para lograr nuestras metas. Y una vez que se consiguen nuevas metas, es vital mantener esa ambición para ir a por otras más difíciles para no caer en la comodidad y la desgana. Hay una frase que leí en el conocido libro "Ángeles y demonios" de Dan Brown, que explica muy bien mis últimas líneas:
"Es imprescindible mantener la ambición para conseguir nuevas metas, que no por conocidas dejan de ser meritorias".

Un saludo!

Manuel A. Pérez

Elida Peñalver- Coach dijo...

Quiero compartir con vosotros mi alegría y mi sorpresa. ¡¡Qué nivel más alto tienen las participaciones que ha despertado este post!!

Diana, me gusta mucho la reflexión que haces sobre el egoismo y el dedicar tiempo para ti mismo. Sinceramente, creo que has mostrado algo que está metido en la médula de nuestra sociedad... y que es uno de los mayores errores que tiene. El egoismo se define como "Inmoderado y excesivo amor a sí mismo, que hace atender desmedidamente al propio interés, sin cuidarse del de los demás" (RAE). Es decir, en otras palabras: sólo pienso en mi, y los demás me importan "un pimiento" o en la medida que atiendan a mis intereses. Sin embargo, pararte a pensar y dedicarte un tiempo para tí mismo puede ser la antitesis del egoismo. Uno puede desear ser mucho mejor para, además de ser más feliz, ser un profesional y ( en mayor extensión) un ser humano mucho más pleno, capaz de dar lo mejor de sí mismo a los demás. ¿Sabes? siempre he pensado que en esta cultura judeo-cristiana nuestra, que tantas grandezas de pensamiento nos ha aportado, se nos olvida que lo de "ama a tu prójimo"... se complementa con un "...como a ti mismo". Es decir, amarte a ti puede ser la medida del amor de los demás.

Felix, no puedo estar más de acuerdo con tu comentario. Y me encanta eso que dices, con fina ironía, de que esta España nuestra piensa luego en "enchufe" o en "casualidad". ¡¡Si supieras cuántas veces he hecho ese comentario!! No creo en la suerte. Creo que la vida a veces nos presenta oportunidades (A TODOS) y que sólo los que realmente están en actitud proactiva las saben aprovechar (por cierto, no siempre exentos del riesgo que asumir una oportunidad supone). Y el ejemplo que pones es muy ilustrativo de ello. Gracias por mostrarlo de una manera tan sencilla.

Manuel, efectivamente al final todo consiste en ser los guionistas de nuestra propia vida: marcarnos nosotros lo que queremos ser, lo que queremos hacer, aquello a lo que queremos enfrentarnos y conseguir. Marcar metas, luchar por ellas, conseguirlas,... y seguir marcándonos metas. Siempre avanzando, siempre buscando SER LA MEJOR VERSIÓN DE UNO MISMO. La palabra Ambición a veces chirría en muchas personas (de la misma manera que cuidar de uno mismo se confunde con egoísmo). Ambición es no conformarse, querer más, luchar por conseguir más cosas. ¿Sabes? La semana pasada me formé con Robert Dilts, coach internacional y la mayor referencia mundial actual en Programación NeuroLingüistica (ver mi post: http://www.mas-coaching-ie.com/2009/10/por-fin-encuentro-con-dilts.html) y él distinguía entre EGO y ALMA. La ambición es del ego, y es buena... siempre que vaya acompañada del ALMA. ¿Qué diferencia hay? Si sólo escucho al Ego, busco sólo mi propio interés. Si le pongo el ALMA, esta me hace salir hacia los demás: ¿qué de valor puedo aportar a los demás consiguiendo esto que para mi es bueno? Y, no nos engañemos, esto vale para personas y para empresas. Yo busco beneficio (y eso es bueno!!), pero.... ¿qué valor aporto al otro? (¡¡y eso es mejor!!)

Besos, Élida

Manuel A. Pérez dijo...

Hola

Estoy totalmente de acuerdo contigo Élida, puesto que la distinción que haces entre EGO y ALMA, o BENEFICIO PROPIO y APORTAR VALOR, es fundamental es el desarrollo de todo buen profesional.

Aplicado ésto último al tema introductorio del marketing, se asemeja mucho a la relación entre la empresa con sus "stakeholders" (personas o instituciones que mantienen alguna relación con la empresa).

En el caso de la relación con los clientes, la empresa no solo puede pensar en sí misma, obsesionándose en exprimir el máximo de sus clientes (en forma de beneficios), sino que tendrá que ofrecer algo a cambio que los clientes valoren, que se sientan satisfechos de la transacción realizada, y que la guarden en su memoria a esa empresa para en el futuro apoyarse en ella. Y ésto se llama CONFIANZA, que solo se consigue aportando valor al otro, y no pensando en uno mismo.

Desde el punto de vista de los trabajadores con la empresa (marketing interior), tiene que haber una relación mutua de aportar valor para el buen funcionamiento de ambos. Puesto que la empresa prefiere trabajadores motivados, eficientes, productivos, etc. y éstos querrán tener un trabajo estable, flexibilidad laboral, confianza en el grupo, etc.

En el ámbito personal hay que lograr que el Ego se acompañe del Alma para en verdad poder ofrecer la mejor versión de uno mismo.

Gracias por tus comentarios.

Un saludo.

Manuel Á. Pérez

Chiki dijo...

Élida, mis felicitaciones por tu trabajo, tu blog, y tu gran facilidad para ayudar a los demas, o intentar que se "auto-ayuden".

No tenia ni la mas remota idea de que existia un trabajo como el tuyo, Coaching.

Me encantan los comentarios que haces, tu manera de explicarnos las cosas, y de exarnos un cable, gracias.

Sinceramente, lo que nos hace falta a los alumnos de Jose Miguel es un poco de iniciativa, ya que como decis, estamos quizas un poco en "stand by", o pasivos. Con un poco de fuerza de voluntad podemos hacer mas llevaderas las clases, y evitar las preocupaciones de Jose Miguel, que se que se preocupa por nosotros, no es normal que se vuelque tanto en nosotros sin poder ofrecerle nada a cambio, pero lo que el quiere es nuestro crecimiento como personas, y como futuros emprendedores del marketing.

Tenemos que hacer un esfuerzo solo por el esfuerzo que está haciendo el...no creeis??

un saludo:
Antonio Sampedro Serrano

Sl@v!k dijo...

Estimados blogueros/comentaristas,

Antes de nada, quería dar las gracias a Jose Miguel Ponce por introducir este tema y a Élida Peñalver y a los comentaristas por desarrollarlo.

Aquí se están tratando cuestiones de fondo. Jose Miguel plantea la cuestión de la motivación y el concepto de proyecto de vida; o, más bien, del evidente déficit de éstos en sus alumnos. Élida enlaza la cuestión con la idea de la mejora continua como proyecto de vida, y los comentaristas los desarrollan e ilustran estos conceptos con gran claridad.

En líneas generales, todos tienden a coincidir en las mismas preguntas y respuestas. Se habla del qué (motivación, etc.) y del cómo (la mejora continua, ser proactivo, etc.). Ahora bien, hay un aspecto que subyace a todo lo anterior, pero que no me ha parecido haber visto en esta entrada: El por qué. ¿Por qué la motivación de los alumnos, y en general de las personas de nuestro entorno, es tan bajo? ¿Por qué la proactividad es un rasgo tan aislado y marginal? ¿Por qué no se habla mejora contínua? En resumidas cuentas, y aprovechando que estamos en un blog de marketing, ¿Por qué no se "venden" estas cuestiones? ¿Por qué tanta gente no las "compra"?

[...]

Sl@v!k dijo...

[...]

En mi humilde opinión pienso que esto ocurre porque, hoy por hoy, lo único que incentiva, que anima, a plantearse honestamente estas preguntas es la satisfacción personal que se deriva de ellas que, dicho sea de paso, es el mejor activo que probablemente nos encontraremos en nuestra vida aunque a primera vista no lo parezca. Pero no se vende porque, en primer lugar, la satisfacción personal, a pesar de lo importante que es, es un activo a largo plazo, un activo que aunque nos influye en el corto plazo, por sí solo no es suficiente para resolver las cuestiones de caja. Esto es, aprobar tal o cuál asignatura, sacar la carrera, llegar a fin de mes, sobrevivir a las vicisitudes e incoherentes del día a día, o aguantar a tus "vecinos" (el jefe, la novia, los compañeros, los padres, etc.).

En segundo lugar, no se vende porque las ventajas de la motivación, del diseño de un proyecto de vida, de la mejora continua, de ser proactivo no sólo parecen difusas o poco claras a primera vista, sino que además son desincentivadas sistemáticamente. En primer lugar por el propio carácter latino, que tiene por costumbre improvisar, hacer las cosas sobre la marcha, que desdeña los planes y que, cuando los hace, no se cuida de verificar la eficacia y eficiencia de éstos; peor todavía, se niega a hacer una crítica constructiva de lo que ha ido bien y de lo que ha ido mal, mutilándose y castigándose a sí mismo a tropezar siempre en la misma piedra. No se vende porque, en este caso, nuestra evolución juega en el equipo contrario.

En segundo lugar, porque quien está motivado, quien tiene un proyecto de vida, quien quiere mejorar, quien es proactivo, cuando sale a la calle observa como su línea de flotación se convierte en objetivo de todos los torpedos precisamente por eso, porque está motivado, porque sabe lo que quiere, porque quiere mejorar. Y eso, al que no está motivado, al que no sabe lo que quiere, al que no tiene un proyecto de vida, al que le da igual mejorar, es decir, al mediocre, le produce una envidia que le desborda; sentimiento que por definición es fuente de insatisfacción personal, que autocondena al individuo al dolor indefinido, a una espiral bajista sin fondo conocido y que, en este caso, por predisposición natural, suele tener por consecuencia inmediata y cortoplacista el intentar bajar el listón hasta su nivel, que es justamente lo contrario de los ideales que en esta entrada se plantean: mejorar, superarnos a nosotros mismos para así estar más satisfechos con nosotros mismos. Dicho de otro modo: no se vende porque hoy en día querer mejorar socialmente cotiza a la baja, por mucho que nos pese.

En tercer lugar porque quien quiere mejorar, quien es proactivo, quien quiere hacer las cosas mejor, quien tiene interés en hacer las cosas bien, al final no suele obtener el premio que se merece. Peor, se lo suelen dar a quien no se lo merece. Peor todavía, a quien merece el premio, ni se lo dan, ni le reconocen el mérito y, encima, lo que ha conseguido se convierte en el nivel exigido por defecto a todo el colectivo, convirtiendo así al merecedor del premio en merecedor de todos los torpedos de sus "vecinos" por obligarles a esforzarse, a tener que hacer más sin obtener bonus a cambio, y con el malus de quedarse en paro si no obedece. En definitiva: no se vende porque lejos de obtenerse un beneficio externo claro y evidente, aboca al individuo a un via crucis en el que el único consuelo es la satisfacción personal que le generan sus creencias, sus convicciones, sus principios y sus valores; para este viaje no hacían falta tantas alforjas.

Hoy por hoy en nuestro entorno quien basa su plan de vida, su businessplan particular, en ser proactivo y en querer mejorar es, en el mejor de los casos, un martirio. Eso sí, como bien dice Élida, la felicidad y la satisfacción personal que de ello se deriva no tienen equivalente y desbordan cualquier métrica. Jose Miguel, Élida, Blanca, Ángel, María, Diana, Félix y yo ya nos hemos dado cuenta que merece la pena; ahora toca convencer a todos los demás.


Un saludo,