Marketing y Servicios: El primer smartphone para niños

lunes, 22 de diciembre de 2014

El primer smartphone para niños



Cada vez es más frecuente ver a niños pequeños jugando con el móvil de sus padres e incluso llamando desde el suyo propio. Para tener un mayor control sobre lo que los más pequeños de la casa hacen con los teléfonos, Imaginarium ha decidido lanzar un smartphone destinado a ellos con tres niveles de control parental.

Con el nombre de Paquito Mix, la cadena de juguetes Imaginarium sigue ampliando su gama de dispositivos para niños. En este caso se trata de una phablet, un smartphone con el tamaño de casi una tableta, 6 pulgadas, que se diferencia de cualquier otro producto de este estilo por llevar incluido control parental.  

En cuanto a las prestaciones del smartphone, destacan la incorporación de doble ranura para tarjetas SIM y los 8 Gb de memoria, además de un espacio extra para los juegos de los niños.

La potencia no es el fuerte de este smartphone, que se queda en un nivel propio de una gama media-baja. El procesador de doble núcleo a 1,2 Ghz y 512 Mb de RAM lo confirman, aunque también es cierto que para el uso que pueda darle un niño, estas prestaciones serán suficientes.

En cuanto al control parental, los padres podrán regular de tres formas el acceso de sus hijos. Por una parte, pueden dejar el teléfono completamente abierto para que hagan lo que quieran, por otra, pueden restringir el acceso a determinadas webs o aplicaciones e incluso llamadas, y por último, pueden cerrar el acceso a todas las funciones menos a unas pocas a las que ellos den permiso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

Eduardo Ventura Izquierdo Nuñez dijo...

La tecnologia cada vez invade más nuestras vidas, adentrándose en secciones de la misma en la que hasta hace un breve periodo de tiempo ni imaginábamos que pudiese llegar.

Me gustaría comentar esta entrada, aportando mi punto de vista, ya que nuestra generación ha vivido más que ninguna la digitalización, hasta llegar a estos últimos años en los que el mundo se situa en la palma de nuestras manos, pudiendo controlar "casi" todo en un smartphone.

Cada vez es más común ver como los padres dejan sus móviles a sus hijos a fin de tranquilizarlos o hacer que no se aburran, pero lo cierto es que este gesto que parece totalmente inocuo es bastante perjudicial, a estas edades es cuando se produce el mayor desarrollo en nuestras vidas, de forma que es muy posible que lo que seamos en un futuro tenga comienzo en esta fase, por ello al ofrecer un móvil a un niño, hacemos que este se aisle, fomentando el individualismo y evitando que se relacione con el mundo exceptuando a la pantalla.

Creo que los niños tienen que relacionarse, jugar y desarrollar habilidades sociales, y el darles un teléfono, el cual a esas edades no tiene ningún tipo de fin objetivo, solo supondrá quitar la infancia a nuestros hijos y fomentar una sociedad decadente y sobre todo, dependiente.

David Azulay Torres dijo...

Se está produciendo una digitalización en todos los sectores de la sociedad.Llegará un día en el que ni siquiera lleguemos a hablarnos entre las personas,y dependamos exclusivamente de los aparatos electrónicos.
Lo que es normal es que los niños estén en la calle jugando con sus amigos a cualquier deporte y no como esta pasando en estos últimos años en los cuales el deporte lo hayan sustituido por teléfonos móviles,ordenadores,videoconsolas que les están convirtiendo en robots en vez de personas.
Creo que se debe de fomentar las actividades extraescolares,que es un tiempo más productivo y saludable,ya que hace que los niños adquieran habilidades sociales,culturales y deportivas en vez de estar pegado a una pantalla,ya sea de una videoconsola,ordenador,televisión,móvil,tablet,etc.

David Azulay Torres

Alumno de Marketing de Servicios UAH.




General Failure dijo...

Llegué a este mundo unos años antes que los llamados nativos digitales y gracias a eso puede disfrutar de una infancia con juegos, tiempo al aire libre y relaciones sociales.

no obstante también tuvo sus puntos negativos como los periodos de aburrimiento la falta de información, o la dificultad para aprender cosas por tu cuenta.

no me parece del todo positivo ni negativo que haya este tipo de dispositivos para niños puesto que finalmente van a acabar accediendo a los de sus padres. por otro lado tampoco encuentro muy necesario que un niño tenga que tener un teléfono de ningún tipo.

los niños tienen que aprender a utilizar la tecnología entenderla y saber aprovecharse de ella pero han de comprenderla como lo que es una herramienta qué pueden hacer que funcione y que otros pueden utilizar para su propio provecho.

Siempre que en la educación de un niño no falte la lectura los juegos de mesa los juegos que incluyan ejercicio físico como deportes escondite o carreras, la tecnología es bienvenida.

Al fin y al cabo cuando sean adultos van a utilizarla constantemente en su día a día y han de estar preparados para ser competentes en su uso.