Marketing y Servicios: Celebra la Navidad a TU manera

miércoles, 24 de diciembre de 2014

Celebra la Navidad a TU manera

¿Te sientes mal en Navidad? ¿Detestas esta época consumista que cada vez empieza antes? ¿Tienes alergia a las tarjetitas, las compras, la música, los adornos, las reuniones y todo lo que se asocia a las fechas navideñas?

Tanto si la forma de vivir estos días te molesta un poco, como si tu aversión a la Navidad está rozando el techo, considera que… NO tienes porqué pasarlo peor que en cualquier otra época del año. A ver, ¿qué es lo más molesto?


1. La ola consumista No sé si me creerás, pero cuando yo era niña las navidades comenzaban por aquí alrededor del 22 de diciembre. Ahora empiezan a prepararse en noviembre con el objetivo “glorioso” de que nos sobre tiempo para comprar.
¿Son más felices las navidades de ahora comparadas con las modestas navidades del siglo pasado? ¿Hay que gastar más para pasarlo mejorSi te parece que no (como a mí), no participes en el dispendio masivo… y ya está.
2. La pérdida de significado religioso. Estas fiestas comenzaron siendo una celebración pagana o, en cualquier caso, celebradas por muchos pueblos con creencias distintas al cristianismo.
El nacimiento de Jesús se “colocó” artificialmente en esa fecha para aprovechar el tirón de la celebración. Y ahí está (el 25 de diciembre) y estará para que los cristianos que quieran lo celebren como gusten. (Digo “cristianos” porque, en mi cultura, el cristianismo es la creencia religiosa mayoritaria.)
El  Belén de la  Catedral-Magistral  de Alcalá de Henares_ Navidad  2011/2012

Si eres cristiano, honra la fecha y celébrala de corazón. Nada te impide hacerlo. Alégrate. Celebra solo, en familia y en comunidad. Como tú quieras. Pero, por favor, no te quejes de que las fechas han perdido significado, cuando siempre han sido “multiculturales” y los no religiosos también las celebramos.


3. Las canciones y las películas navideñas. Mi pueblo es tan religioso que, durante toda la Navidad, está instalado un altavoz en el Ayuntamiento donde no paran de sonar los mismos villancicos de todos los años.

¿Crees que yo me voy a desgastar porque no me guste la música? Anda ya… No me gusta eso, ni el alumbrado de fiestas, ni los adornos navideños que pagamos todos. Pero comprendo que a la mayoría sí les guste toda esa parafernalia. Lo acepto y no me hago mala sangre. Llego a casa. Me pongo mi música, mis películas y, si en la tele hay alguna de milagros navideños, veo otra cosa. En paz.
4. Las reuniones familiares. En Navidad comemos, bebemos y hablamos de más. ¿Las reuniones familiares son un suplicio por esa razón? Acórtalas, suspéndelas o haz una aparición estelar y te evades antes de saturarte. ¿Cómo que no puedes? Todo es encontrarle el modo.
5. Tarjetitas y regalos navideños. Cuánto gasto… Y no sólo eso, sino además el trabajazo extra que hay que darse en estas fechas entre comprar, preparar, escribir, envolver, etc. Tampoco ésa es una razón válida para odiar la Navidad:

-Si quieres y puedes hacer regalos navideños, házselos a quien tú quieras.
- Si quieres y no puedes, regálate tú. No hay mejor regalo que ése. Y, si no quieres, no regales ni mandes tarjetas.


Aunque te parezca que estás presionado para hacer lo que hace todo el mundo, no es así. Puedes celebrar la Navidad a TU manera.

- Puedes ir o no ir a fiestas; solo, en compañía o con una tribu de amigos 
- Comer de más o mantener tu dieta (aunque cueste). 
- Desear feliz Navidad… o saludar con el “buenos días” de todo el año.
- Quedarte en casa o viajar.
- Comprar, ahorrar, cantar, rezar, holgar, ayunar o hibernar.
Que realmente sea una FELIZ NAVIDAD para ti. Y, si aún te sientes un poco mustio o deprimido, aquí te dejo más sugerencias: Ideas para no estar tan triste en Navidad 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios :

Mónica González dijo...

Efectivamente la navidad para unos es época de felicidad y para otros es una mala época.
No estoy de acuerdo con lo que dice el artículo en que la navidad la puedes celebrar a tu manera, porque hay veces en las que desgraciadamente te gustaría celebrarla con gente que ya no está y por mucho que desees que estén no van a volver, por tanto en mi caso no puedo ni podré nunca celebrar la navidad a mi manera, a la manera en la que hasta hace dos navidades la celebraba.
No obstante aunque a unos no les guste la navidad porque consideren que cenar con la familia es hacer el "paripé", porque a otros no les guste que los centros comerciales estén llenos de gente, porque otros se vuelvan locos para encontrar el regalo perfecto... por mil causas por las que a una persona no les pueda gustar la navidad, como es mi caso, creo que hay que hacer un esfuerzo por los que nos rodean e intentar pasarlas de la mejor forma posible.
Para a todos a los que no os gustan estas fechas (sea el motivo que sea) ánimo y pensar que solo son 15 días.
Mónica González Sánchez-Pascuala.
Mark. Serv. UAH.

Arantxa Alonso Párraga dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo en que cada uno pase la Navidad a su manera. Lo que para mi pueden ser unas Navidades perfectas para otra persona pueden ser de lo más aburridas.
Cada uno tiene que hacer lo que realmente quiera y lo que le haga feliz, pero no solamente en la época de Navidad, sino todo el año. De esta manera las Navidades no se convertirán en algo que detestes porque tienes que hacer cosas que no quieres (como le pasa a mucha gente con las "temidas" cenas familiares) sino que será una época que estas deseando de que llegue porque haces cosas que te gustan y que te motivan.

Arantxa Alonso Párraga
Marketing de Servicios

Carmen Ortiz dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo, cada vez empiezan antes las navidades, cada año que pasa están más enfocadas al consumo masivo, perdiendo el significado religioso.
No hace falta gastarse elevadas cantidades de dinero para que sean mejor o disfrutar más.
De todas maneras en mi opinión o a mi lo que me ocurre es que a medida que te vas haciendo mayor ya no se pueden vivir igual, se va perdiendo la magia.
Muy importante como comentaba Arantxa que cada uno viva las navidades como quiera, no tiene porque hacer lo que hagan los demás y esto debería ser así durante todo el año.
Carmen Ortiz
Alumna de Marketing de Servicios

Mónica Valverde Collado dijo...

La verdad que el artículo tiene razón, cada vez la navidad se empieza a preparar antes, a mi la verdad que me agobia bastante que se tengan que preparar las cosas con tanta antelación, el que salga en noviembre a la calle y ya estén puestas las cosas de navidad, las luces, los adornos...etc. Ami me parece una época muy bonita, pero la verdad que se me hace bastante pesada que dure tanto tiempo.
Y respecto a lo de celebrar la navidad a tú manera, pienso que si se puede hacer, ya que no todo el mundo celebra la navidad de la misma manera cada persona lo hace de forma diferente aunque lo celebre el mismo día, y por eso si alguien no lo quiere celebrar y le apetece hacer otra cosa , pues tiene todo su derecho del mundo, no es una obligación el celebrarlo.

Mónica Valverde Collado
ALUMNA DE MARKETING DE SERVICIOS (UAH)

Laura Sanchez Beltran dijo...

Me parece un artículo muy acertado, y más en estas fechas, puesto que no a todo el mundo le gusta la navidad, de hecho yo hago lo que dice.

A mí personalmente no me gusta la navidad por la cantidad de consumismo y despilfarro casi impuestos, pero sobre todo por tanta hipocresía. Nos juntamos con mucha gente por compromiso, no porque nos apetezca, al igual que muchas otras cosas que hacemos; se hacen campañas de concienciación sobre el hambre, la pobreza... pero ¿el resto del año qué?

Parece que en navidad todo el mundo se vuelve más amigable, solidario, etc. y bajo mi punto de vista esto es pura apariencia simplemente por ser las fechas que son.

Laura Sánchez, Alumna de Marketing de Servicios.