Marketing y Servicios: ¿Por qué hablo tan mal en público?

martes, 15 de septiembre de 2015

¿Por qué hablo tan mal en público?

“En España tenemos mucho miedo al ridículo", observa Javier Bernad, profesor de comunicación de IE Business School. "En las escuelas de negocio, donde hay muchas nacionalidades, los españoles siempre son los más recatados". Bernad sostiene que, junto con el inglés y una titulación, hablar bien en público es fundamental para decantar la balanza a la hora de encontrar un trabajo. 

La distancia entre la universidad y la empresa ha sido objeto de estudio del Observatorio de Innovación en el Empleo, promovido por Adecco. Se trata de un informe en el que 19 grandes compañías, como Coca-Cola, BMW, Seur o Ikea, han detectado que existe un déficit en la preparación de los recién titulados en dos aspectos clave como son el conocimiento y las aptitudes comunicativas. Estas firmas consideran que los estudiantes tienen escasa formación en idiomas y pocas habilidades a la hora de negociar y comunicar. Los estudiantes, según este mismo análisis, creen que lo más importante para acceder a un empleo son los conocimientos específicos y relegan a un segundo plano destrezas como la oratoria o el trabajo en equipo.


"Existen jóvenes con una formación espectacular pero no se saben vender. Hay que insistir en que para completar un buen currículum hay que saber manejar técnicas de oratoria", señala Susana Sosa, directora del Servicio Adecco Profesional, una de las empresas líder en Recursos Humanos.

Sigue leyendo el reportaje en El País para conocer consejos prácticos para mejorar tus capacidades de comunicación y aprender a hablar en público.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

Víctor Loeches dijo...

Tiene razón, muchos de nosotros no sabemos hablar bien en público ni vendernos bien. Este es un gran problema, sobre todo para aquellos que a la hora de conseguir un puesto de trabajo necesitan destacar más por su forma de ser que por su gran titulación, que es lo que les puede diferenciar del resto de candidatos.

Sin embargo, este problema se podría solucionar progresivamente desde la más tierna infancia, ya que, por ejemplo, si a los niños pequeños se les hace hablar ante toda la clase a exponer sus redacciones, sus deberes, etc., habitualmente, se les quita el miedo a hablar ante los demás. Lo mismo ocurre con el inglés. Si se nos hiciera hablar y hacer exposiciones en inglés desde pequeños, ahora mismo no se tendría miedo a hacer el ridículo, ya que estaríamos acostumbrados a ello. Y tendríamos una gran pronuncisción. Conozco a compañeros mayores que yo que les dicen que tienen que hacer una pequeña exposición en inglés y están aterrados.

Víctor Loeches Sánchez-Heredero
Alumno de Márketing de Servicios
Universidad de Alcalá de Henares.

Guillermo garcia de castro dijo...

Al terminar de leer esta publicación, a mí me viene a la cabeza una pregunta: ¿Por qué desde las Universidades no se nos enseña a desarrollar estas habilidades?. Es decir, ¿por qué dar asignaturas como historia económica o sociología en vez de, por ejemplo, oratoria?. No pretendo menospreciar estas dos asignaturas porque creo que son interesantes, pero si pudiera elegir, creo que preferiría desarrollar unas habilidades que seguro 100% me facilitarán las puertas al mercado laboral antes que otras que quizás podrían ser optativas.
La Universidad Carlos III, quizás una de las mejores en España para estudiar ADE, tiene en 1º y en 2º de carrera asignaturas OBLIGATORIAS cuyos nombres son:Técnicas de expresión oral y escrita, técnicas de búsqueda y uso de la información y otras dos asignaturas que empiezan por habilidades.
Otras universidades, como es el caso de la nuestra, ofrecen en 4º asignaturas optativas que nos pueden ayudar a mejorar esas competencias que son requeridas hoy en día por las empresas. Y por último, hay alguna otra que ni siquiera brinda esta oportunidad a los jóvenes estudiantes.

Kaijun Jiang dijo...

Dice Javier Bernad, profesor de comunicación de IE Business School, "En las escuelas de negocio, donde hay muchas nacionalidades, los españoles siempre son los más recatados"

Desde mi punto de vista, muchos chinos tampoco son hábiles en hablar en público. En comparación con los extranjeros, tendemos más a escuchar las opiniones de los demás en vez de expresar la opinión de nuestra misma. Así que siempre nos conocen como personas modestas y tímidas, pero eso no nos aprovecha en el mercado laboral.

En mi caso, la otra razón por la que tengo miedo a hablar delante de gente es que no creo que estoy bien preparada. Falto confianza. Temo decir algo ridículo o no poder contestar las preguntas de los oyentes. Así que necesito investigar profundamente el tema de que voy a hablar y luego, puedo explicarme y comunicarme con otros más fácilmente.

Kaijun Jiang
Alumno de Marketing de Servicios
Universidad de Alcalá de Henares