Marketing y Servicios: Mercadona desembarca en el País Vasco

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Mercadona desembarca en el País Vasco



Tras muchos años de discusiones, negociaciones y peticiones por parte de los clientes, Mercadona por fin ha aterrizado en el País Vasco. Concretamente lo ha hecho en el Alto de Armentia, conocida zona a las afueras de Vitoria. El 8 de octubre abrió allí su primer supermercado, y antes de terminar el mes, ha abierto otros dos supermercados en la capital alavesa. 

Con este hecho acaba una historia que se ha prolongado en el tiempo mucho más de lo deseable, pero factores conocidos por todos como el terrorismo o las duras leyes existentes en el País Vasco hacían que la apertura de Mercadona en esa zona de España fuera imposible. 

Primer supermercado Mercadona en Vitoria
La apertura de estos tres centros no suponen un hecho aislado, debido a que Mercadona tiene previsto un plan de expansión en Euskadi muy ambicioso. Para 2015 abrirán otros cuatro supermercados en Vizcaya y Guipúzcoa, y en 2017 está prevista la apertura del Centro de Distribución y Logística del País Vasco, en el polígono industrial de Júndiz, junto a Vitoria.  

Además, Mercadona ha firmado un plan de proveedores por valor de 150 millones de Euros anuales para garantizar que el consumidor vasco, podrá comprar producto autóctono en sus supermercados, ya que allí existe una cultura muy arraigada de consumir productos locales. 



La situación final tiene previsto ser de 25 supermercados abiertos con una media de 40 trabajadores por superficie, lo que implica 1000 puestos de trabajo, además del centro logístico. En cualquier caso, Mercadona no es ningún desconocido para los habitantes del País Vasco, debido a que aproximadamente un 90% de la población conoce la marca Mercadona y muchos habitantes del territorio incluso se desplazaban a centros como el de Miranda de Ebro, en Burgos, o a los situados en Navarra para hacer allí la compra, por lo que ahora no sólo podrán hacer la compra más cerca de sus casas, sino que ahorrarán en el desplazamiento hasta el super. 

La reacción de Eroski, principal cadena de supermercados del País Vasco ha tardado casi 3 semanas en llegar, pero finalmente ha lanzado un programa de fidelización llamado Eroski Club, con una tarjeta que ofrece diversas ventajas para su poseedor tanto en las compras como en viajes o en otros establecimientos del grupo. 


Con todo esto, podemos ver que Mercadona ha desarrollado una estrategia estudiada con minuciosidad, para garantizarse no fracasar en su entrada al País Vasco y continuar siendo una de las pocas empresas, que han librado con soltura la crisis que ha azotado a España. 

Luis Javier Guelbenzu Blanco
Alumno de Marketing TIC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

Marta A C dijo...

Sin duda esta es una excelente noticia, no solo por la creación de puestos de trabajo de cara a un futuro, sino por los habitantes de la localidad, que se podrán beneficiar de los productos y servicios de calidad que ofrece Mercadona.
Por su parte, Eroski no solo dispondrá de ofertas y de la tarjeta de fidelidad, sino que ya dispone desde el año pasado de una política de precios en las que devolvía la diferencia que cobraba de más en comparación con los precios de Mercadona. Además, la cadena vasca hará descuentos personalizados y renovará la decoración de las tiendas. Todo ello para no perder la cuota de clientes que actualmente tiene sobre todo en el País Vasco.

Carlos Gomez Jordan dijo...

Muy interesante y complicado el tema de Mercadona en el País Vasco. Puede incluso que se intente hacer algún tipo de boicot a raíz de que este centro no sea "de la tierra" (a pesar de su esfuerzo por contratar, en este caso, materia prima local).

Interesante este otro artículo relacionado con este tema de Yahoo actualidad sobre Terremoto en el País Vasco: Mercadona irrumpe en la región y desafía a Eroski

Enrique Sobrino (Marketing de servicios) dijo...

Ya era hora! Los vascos lo agradecerán sin duda; Mercadona es una empresa que realmente aporta valor a la sociedad. Yo "emigré" a Donosti de 2001 a 2003 para trabajar de lo mío (ingeniero) y nunca terminé de acostumbrarme a comprar en el maldito Eroski: precios altos, calidad baja, localización en hipermercados a los que tienes que ir en coche necesariamente y programa de fidelización de clientes pésimo (con los 2 años que compré, me dieron puntos en la Eroski Travel por valor de un número de la revista Cosmopolitan; era a lo más que me llegaba esa basura).

Desde luego, o Eroski espabila o muere; ha estado sobreviviendo gracias a ayudas forales y las fuertes barreras que se le imponían a competidores extranjeros, pero el chollo se le va a acabar pronto, y en unos años estoy seguro de que Mercadona habrá arraigado en la "Euskadi profunda" (Donosti, Eibar, etc.) y veremos a los niños de las Ikastolas con empanadillas Hacendado en el recreo.

En lo que no estoy de acuerdo es en que una de las barreras de entrada fuese el terrorismo; eso es un total anacronismo!

Saludos ;)
Enrique