Marketing y Servicios: El termómetro navideño del consumo

miércoles, 26 de noviembre de 2014

El termómetro navideño del consumo




La proximidad de la Navidad está generando una lluvia fina de expectativas y previsiones positivas en el sector comercial. Varias compañías han adelantado ya algunas de las líneas estratégicas para esta campaña, como la mejora en las condiciones de financiación al consumo, el refuerzo de las plantillas o el dinamismo que se espera en los canales de venta por Internet.

Sin duda, la Navidad tiene un carácter estratégico para el comercio. Estas fechas concentra el 20% de las ventas anuales del sector minorista e incluso el 50% o más para algunas categorías de productos, como pueden ser los juguetes o la perfumería.

Echando la vista atrás, diciembre de 2013 ya supuso un cambio de tendencia respecto a los años anteriores. Así, por primera vez desde 2007, las ventas de comercio crecieron ligeramente (0,6%) por encima de la media del año (-2,1%). La recuperación de las pagas extraordinarias de los funcionarios fue un factor fundamental para estimular el consumo. Principalmente, en la no alimentación.

Para esta campaña hay otros elementos que animan a pensar que puede ser positiva. El primero de ellos tiene que ver con el empleo: hasta octubre, los afiliados a la Seguridad Social han crecido un 1,4%, mientras que en el mismo periodo de 2013 caían a un ritmo del 3,7%. Sin duda, esta tendencia de recuperación en el empleo tiene impacto sobre...Leer más...

la confianza y sobre el consumo, como ya hemos podido ver en los últimos meses. Así, los indicadores de confianza a vuelto a niveles previos a la crisis, mientras que el consumo total ha avanzado a mayor ritmo que el PIB. (Consulta nuestro Resumen de Indicadores del Comercio aquí).

Por otro lado, en la medida en que los consumidores perciban las rebajas fiscales, sobre todo en el IRPF, que entran en vigor en enero de 2015, se podría producir un adelanto de las compras, principalmente, de bienes duraderos.

Las empresas de ANGED van a realizar un esfuerzo extraordinario para dinamizar el consumo, facilitar el acceso a las compras en las mejores condiciones y ofrece la oferta más competitiva en precios y productos. También habrá un refuerzo importante en la contratación de personal, para atender los picos de consumo.

“Se trata de un periodo del año en el que el comercio, la distribución, la hostelería, el turismo o la restauración, entre otros, motivan la generación de empleo para reforzar determinados puestos en las empresas y satisfacer la demanda”, segura la agencia de colocación Randstad. Para este ejercicio, prevé la generación de 641.000 contratos entre noviembre y enero “lo que supone la mejor cifra de los últimos siete años”, añade.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios :

Alex Igna dijo...

Durante la Navidad el hecho de que haya tanta demanda de productos es una ventaja tanto para el que compra como para el que vende, con esto quiero decir que la navidad es una época que se caracteriza por los regalos, y la ventaja del que vende es que si hay demanda hay un aumento de trabajo por tanto hay un aumento en la plantilla, y por otro lado el que compra se suele dar un capricho que de otra forma no se lo daría, lo que conlleva a un aumento de la felicidad personal.

Como dice en la entrada otra ventaja de la Navidad es la mejora en la venta de productos para hacer más fácil y rápidas las ventas y hacer que los precios de los productos sean mas competitivos, haciendo así que haya unas ventas aún superiores.

Alexandru Ilie Igna, alumno de MK TIC

Kevin Amores MK.TIC dijo...

El tema de la navidad es algo dificil de hablar. Ya que se mezcla la tradición con la sociedad moderna.
La navidad es época de paz, amor y felicidad. El caso es que debido al ferviente consumismo moderno se ha convertido en algo muy comercial. No por esto digo que se hayan perdido las costumbres de reunirse en familia a cenar y demás, sino que la navidad se ha convertido en algo más que eso. Todos nos hemos acostumbrado a dar y recibir regalos en estas fechas, por lo que compramos cosas aunque no nos hagan falta ya que es una norma social y debe cumplirse ya que la opinión que tienen los demás sobre ti puede verse afectada de forma negativa si no la cumples.
Mirando esto desde el punto de vista económico está genial para las tiendas, comercios y empresas ya que ven incrementada su producción y sus ventas en estas fechas y en general se mueve la economía (no en todos los sectores, los helados siguen siendo pal verano).
Pero si lo analizamos desde el punto de vista social a lo mejor quizás nos conviene pensar un poco más acerca de ello, dejando de lado la realidad de que se generan muchos puestos de trabajo de temporada, quizás deberíamos preguntarnos si este consumo tan desbordado en esta época del año nos hace bien o simplemente es algo que hacemos por inercia y no nos paramos a pensar un poco el porque de las cosas.

Como decía el periodista canadiense Emilie Hernri Gauvreay:

"Hemos construido un sistema que nos persuade a gastar dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para crear impresiones que no durarán"

Marina García dijo...

Buenos días,

Es evidente que la época navideña es motivo de gastos, regalos, etc. Es también positivo que se cree más empleo a raíz de es aumento de ventas como ocurren en verano. En mi opinión lo que me asusta es esos mensajes navideños indicando que la media de dinero gastado en regalos (como apuntan en este post http://www.astroyebes.es/papa-noel-y-los-reyes-magos-se-apretaran-el-cinturon-esta-navidad/ ). Creo que el despilfarro es exagerado, se concentran cenas, lotería, regalos, etc. La tendencia creo y espero que sea cada vez más a regalar un detalle, cenar en casa cocinando entre todos, y no gastar esas cantidades de dinero, que no todos tenemos.

Un saludo.