Marketing y Servicios: Escribir bien en Internet

jueves, 27 de noviembre de 2014

Escribir bien en Internet



Hace años, BBC Mundo publicaba que las faltas de ortografía pueden reducir las ventas en el 50%, ya que “cuando se vende o se comunica en Internet, el 99% del tiempo se usa la palabra escrita”.

No existen fórmulas secretas ni normas estrictas, pero sí recomendaciones que “proporcionan criterios de coherencia en el uso del idioma”. Así comienza el libro Escribir en Internet, una guía para los nuevos medios y las redes sociales, publicado por Fundéu BBVA. Mario Tascón (@mtascon) ha dirigido a más de 40 profesionales que explican cómo redactar un correo electrónico, gestionar la reputación corporativa online, generar documentos entre varios, las normas de cortesía y otras cuestiones parecidas. Está claro que existe un interés creciente por la mejora de la calidad en la escritura. El mismo Tascón me contaba que en 2012 uno de los vídeos más vistos en el Centro de Innovación de BBVA fue precisamente un taller de Fundéu sobre este tema.

Entonces, ¿cómo se puede escribir bien en los medios digitales? Me atrevo a resumir el libro en siete tesis. Son las siguientes:

El español, idioma global. Hay que entender que Internet y los nuevos medios no entienden de barreras geográficas. Nuestro blog o canal de Twitter puede leerse por igual en Sevilla que en Buenos Aires, por lo que es recomendable utilizar un idioma neutro y accesible a todos los públicos. Cuidemos, por tanto, la selección de las palabras. Esa dimensión global incluye también a personas con necesidades especiales (audiodescripción u otras adaptaciones).

La etiqueta digital sí existe. Llámalo cortesía o (n)etiquetaConsiste en seguir las normas de conducta de la comunidad digital, que...Leer más...
serán particulares en cada entorno, y en respetar a los demás participantes en los foros, los canales digitales o las redes sociales. No cabe la discriminación o la descalificación. Antes al contrario, hay que favorecer la creación de un entorno amigable, que respete la privacidad y apoye las diferencias interculturales.

Define un estilo y sé coherente. Se puede escribir de forma distendida, utilizar el humor o bien optar por un lenguaje más institucional. Lo que de verdad importa es que tu audiencia sepa cómo te vas a comportar y qué puede esperar de ti. Por eso es recomendable contar con una guía de estilo que concuerde con la cultura corporativa y que sea conocida por todos… y no solo por el community manager.

El correo electrónico es una herramienta de trabajo y no un espacio de divertimento. Simplifica el colorín para que el mensaje se entienda. El negro sobre fondo blanco sigue siendo más valorado. Utiliza el tamaño de fuente 12 o superior para facilitar la lectura en pantalla y en los teléfonos móviles. El correo requiere una gramática sencilla, corta y directa. Si necesitas más de tres párrafos, adjunta un documento. En realidad, estas normas se aplican casi por igual a otras redes de mensajería instantánea. Si quieres más, también puedes repasar las ideas de Seth Godin sobre cómo y cuándo escribir un correo.

Define el producto digital que vas a ofrecer. Las pymes deberían aprender y aplicar el capítulo que distingue entre sitio web corporativo, catálogo, escaparate, comercio electrónico, intranet o extranet, administración electrónica, aplicaciones y así hasta once tipos. Cada uno de ellos requiere un tipo específico de contenido, de diseño y arquitectura de información, usabilidad u orientación al público (cliente, servicio postventa o relación con la administración). Ahí reside buena parte del éxito.

Organiza la información de acuerdo con el objetivo marcado. La arquitectura de la información consiste en que el usuario encuentro aquello que busca de forma sencilla y rápida. Menos pasos, mayor éxito. La usabilidad comprende también el diseño, el tipo de letra o la facilidad de lectura en las distintas pantallas. También es importante que entendamos cómo funcionan los buscadores. No se puede (ni se debe) engañar a Google, pero sí es recomendable saber utilizar las palabras clave, los encabezados o los enlaces.

Profesionaliza tu presencia en los medios sociales. Bien sea por la calidad de los contenidos o por los sucesivos errores de las grandes marcas, es mejor contar con una persona que sepa manejarse en el entorno digital. Aquí puedes revisar los “mejores” errores en medios sociales entre 2001 y 2009. Además, el libro incluye un compendio de consejos legales para evitar que organizar un concurso online sea un infierno. No dejes que tu presencia digital sea un asunto menor.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

9 comentarios :

Cristian Ropero Montes dijo...

Bajo mi punto de vista, a la hora de vender no se trata solo de: "qué se dice", sino más bien de: "cómo se dice". Porque tú puedes tener un buen producto o servicio, pero si a la hora de comunicarlo a través de la red, utilizas un lenguaje poco claro, inteligible o incluso coloquial; es posible que no consigas vender nada.
Otro punto bastante interesante es el de los correos electrónicos. La mayoría de las personas que trabajan con correo electrónico piensan que saben escribir correctamente un mail, pero la verdad es que muchos de ellos no cumplen con esa afirmación (faltas ortográficas, no ser claro y conciso, reenviar correos sin leerlos,..). En mi opinión, mucha gente debería hacer un curso de redacción y utilización del correo electrónico.

Jessica Villar dijo...

Me alegro de que se haya escrito un libro sobre el tema (y una entrada sobre ello también) porque parece que cada vez es más difícil encontrar a gente que se preocupe por la gramática y la ortografía en Internet. Y no solo eso, creo que todavía hay muchas personas que creen que redactar e-mails relativamente oficiales, a un profesor o para una oferta de trabajo, es como hablar en un chat y no debería ser así.

Ana-Maria Florea dijo...

Este libro me parece un gran acierto, ya que cada día la mayoría de las personas se preocupan menos por escribir correctamente. Cada día aparecen nuevas aplicaciones en los smartphones correctoras de errores de ortografía, y aunque me encante la tecnología, considero que eso no está muy acertado, ya que a la mayoría de los usuarios les da una comodidad excesiva y a la hora de escribir un correo electrónico formal no se preocupan por cuidar esos errores.

Luis Javier Guelbenzu Blanco dijo...

Buenas a todos,

Resulta lamentable ver como cuando alguien manda un correo, escribe en redes sociales o incluso en exámenes o trabajos que se presentan en la Universidad, quien escribe comete unas faltas de ortografía impresionantes por el uso de las abreviaciones en su vida diaria.

A pesar de que escribir bien no es complicado, la gente prefiere ahorrar tiempo a base de quitar letras o cambiar grupos de letras por otras de sonido similar, de forma que así pueden incluir más información en un espacio menor.

Incluso existe un diccionario, aunque sea con un cierto aire humorístico, para saber cómo escribir palabras del castellano de forma abreviada.

Diccionario de Español a lenguaje Chat

Un saludo,
Luis Javier Guelbenzu Blanco – MKTIC

David García dijo...

En mi experiencia, cuando leo algo con faltas de ortografías, directamente no confío en la profesionalidad de esa persona. Alguien que vende algo y lo hace con faltas, por mi parte, nunca le compraré, si lo único que vemos de él es su forma de escribir, y encima lo hace mal, no necesito nada más para decidirlo.

David García Hernández, Alumno de MK Tic

General Failure dijo...

Es cierto que muchas personas no saben comunicarse por escrito y por desgracia no se trata únicamente de gente mayor que esté intentando adaptarse al medio digital sino muchos nativos digitales no saben cómo estructurar un texto o plantear y desarrollar ideas por escrito.

No tengo claro si será porque se lee menos literatura, o porque directamente no se le da importancia al continente, pero para que una comunicación sea efectiva tiene que estar bien hecha.

Los errores ortográficos junto con las abreviaturas innecesarias o escribir de igual manera que hablamos, son fallos comunes que destrozan la calidad de la comunicación.

Pienso que debería de ser una asignatura impartida desde primaria junto con lenguaje porque tiene un uso diario mucho mayor que el de otras asignaturas obligatorias y afecta directamente a las opciones profesionales del individuo.

Ángel Luis Martínez Brihuega dijo...

Cómo ha comentado David García anteriormente. En cualquier página la venta es siempre por escrito, si se ve cualquier falta de ortografía hace dudar de la profesionalidad de esa empresa y, por tanto, hace dudar a los clientes.

Centrándome en el punto de la ortografía, creo que es un problema que viene desde la juventud. Ya que muchos de nosotros, yo también me incluyo, usábamos Messenger y/o Tuenti y se puso de moda el hablar de forma abreviada. Esto, para mucha gente, es un problema que arrastran mucho y que deberían de corregir si se dedican a la venta online.

Un saludo.

Patricia Sotodosos (Mk TIC) dijo...

Sin lugar a duda, tenemos la manía de cada vez que escribimos en el ordenador, no nos molestamos en añadir acentos, ya que estamos acostumbrados a que el corrector de Word o programas parecidos, nos lo ponga automáticamente,o solo con pinchar encima y elegir la opción que deseamos poner. Esto se puede deber, como dicen mis compañeros, a la utilización de los chats, y sobre todo a los antiguos sms, ya que te contaban los caracteres, y si te pasabas te cobraban dos mensajes, por lo que se abreviaba tanto las palabras, que muchas veces no sabias lo que te querían decir, ademas poner acentos en el móvil es un poco engorroso, ya que tienes que mantener pulsada la tecla, y cuando buscas rapidez, esto es un impedimento.

En conclusión hay que saber a que público te diriges, para saber como tienes que escribir, y aunque abrevies, no "dar patadas al diccionario".

Marina García dijo...

Buenos días,

Estoy de acuerdo en las pautas que marcan este artículo sobre las tesis para escribir en los medios digitales. Es muy común que la gente abrevie para ahorrar tiempo y esfuerzo a la hora de escribir mensajes cortos o en redes sociales. Yo reconozco que lo hago. Creo que el problema viene de no saber distinguir a quien le estás escribiendo o en que circunstancias. Puede que también la falta de lectura lleve a cometer fallos escritos que abreviados ni se ven. En mi opinión creo que tratar de manera adecuada un correo electrónico que vas a enviar a una empresa, o en nombre de una empresa debería estar escrito por completo y de manera completamente correcta, dado que de otra forma estás dando una imagen de falta de formalismo que dependiendo en que circunstancias podría perjudicarnos.

Un saludo.